J.V. Rangel: Práctica del periodismo en Venezuela está totalmente decadente

AVN.- El ejercicio del periodismo consiste en buscar, preparar, investigar y redactar noticias y temas de interés público para ser difundidos a la población a través de los medios de comunicación social.

A consideración del periodista José Vicente Rangel, en Venezuela, la práctica del periodismo está totalmente decadente, debido a que no tiene ningún tipo de investigación, hay un sacrificio total de la ética y un olvido absoluto de la verdad.

“Todo esto debe revertirse por un periodismo absolutamente libre, democrático, participativo, sin ninguna limitación, ni del Estado, ni de las empresas, ni de los dueños de los medios de comunicación social”, expresó Rangel en declaraciones exclusivas a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), donde ilustró los avances y el deterioro, por llamarlo de alguna manera, del ejercicio del periodismo en la actualidad.

Para Rangel, un importante progreso que ha dado la práctica de la profesión en estos últimos años, es la activación del periodismo alternativo que se viene haciendo desde las comunidades.

“Esto es algo que antes (Cuarta República) no existía y que ha permitido a grandes sectores sociales incorporarse a la información”, expresó.

El periodista venezolano refiere que el medio de comunicación tradicional se ha convertido en un factor político, pero no para tratar el tema con imparcialidad y equilibrio, sino para tomar partido a favor de un sector social y político del país, lo que afecta seriamente su credibilidad.

“Éste responde más a tendencias políticas claramente de derechas y contrarrevolucionarias, y responde más a los intereses de esos dueños de comunicación”, dijo.

Una herramienta para desestabilizar

En relación con el periodismo económico, José Vicente Rangel indicó que se practica por la llamada gran prensa, con las mismas características del tradicional, “está comprometido con un grupo social y económico, con el fin de desestabilizar”.

“Ese es el problema de fondo que toda la política de esos medios está orientada a provocar la desestabilización y la salida del Gobierno del presidente Hugo Chávez”, añadió.

El periodista señaló que esta forma de hacer periodismo es primera vez que se presenta en el país con ese sentido de clases, con esa orientación tremendista, con ese perfil orientado fundamentalmente a golpear un proceso de cambio.

Epoca de mayor libertad de expresión

“La libertad de expresión en Venezuela se ha ampliado muchísimo, porque hay otros sectores sociales que están participando en la información. Pero al mismo tiempo se ha limitado en eso medios tradicionales porque allí lo que existe es una política absolutamente comprometida”, acotó.

Al hacer comparaciones con años anteriores, Rangel resaltó que ésta es la época en la que Venezuela ha vivido un mayor desarrollo de la libertad de expresión, ya que en esta etapa no se han presentado problemas de opinión pública, ni acciones del Estado contra los medios de comunicación, como se hizo durante la Cuarta República.

“En este Gobierno no se ha asaltado ningún periódico como pasó en la cuarta, con los ataques al diario El Clarín, La Tarde; el cierre de Semanario y de Publicaciones; la censura a periódicos como El Nacional y la detención de periodistas”, recordó.

En cuanto a la relación que algunas personas hacen con el caso de Radio Caracas Televisión (RCTV) indicó que el Gobierno de Chávez no cerró ese canal, sino que simplemente se terminó una concesión.

Otro aspecto a resaltar en el ejercicio de la profesión es el papel que actualmente juega el Colegio Nacional de Periodistas (CNP), “cuerpo colegiado que tiene la responsabilidad de ser custodio y defensor del derecho que tiene el pueblo a estar informado, así como el derecho del periodista al libre acceso a las fuentes informativas”, según refiere su portal web.

Sobre la función del CNP, Rangel indicó que se ha degradado, ya que el organismo anteriormente luchaba por la libertad de expresión, defendía a los periodistas y se enfrentaba a los patronos de los medios de comunicación.

“Ahora, este es un Colegio que está totalmente domesticado al servicio de sus intereses, ha llegado a perder su presencia institucional porque hoy el CNP no representa absolutamente nada. Antes era un bastión de lucha por la libertad del país”, expresó Rangel.

El periodista envió un mensaje los nuevos comunicadores sociales: “Lo nuevo está en la capacidad para disentir incluso de las políticas oficiales, con el fin de tener un perfil propio; buscar la verdad a toda costa, para distinguir lo que es la manipulación del medio; y a no dejarse manejar por factores extraños y mucho menos por los intereses económicos que hoy en día están en juego”.

Los periodistas no deben dejarse institucionalizar

Tania Díaz, periodista y ex ministra del Poder Popular para la Comunicación e Información, expresó que todas las áreas del ejercicio del periodismo deben adaptarse a los nuevos tiempos, sin dejar por fuera la noticia o la realidad.

Ante la pregunta ¿Qué pueden hacer los periodistas si los medios de comunicación son los que tratan la información»» que el profesor Earle Herrera se plantea en el libro El que se robó el periodismo, que lo devuelva, Díaz indicó que “los periodistas deben simplemente insurgir”.

“Los periodistas hemos sido toda la vida un gremio contestón, de la calle, por eso lo que tienen que hacer es no dejarse institucionalizar y no dejarse absorber por los intereses de las empresas, porque eso es lo que le ha ocurrido a buena parte de los colegas”, dijo.

Asimismo, advirtió: “Nos toca a nosotros como periodistas mostrar lo que ocurre. Tenemos que volver al periodismo donde el profesional se ponía siempre del lado del pueblo, ese es al que tenemos que rescatar”.

El profesor Earle Herrera en su libro señala que “se debe rescatar a los gremios, o en todo caso, trabajar tenazmente por ponerlos al servicio de todos los agremiados y no de la ideología de uno o dos directivos; se ha de luchar por la cláusula de objeción de con ciencia y su aplicación, de modo que ningún periodista sea perseguido o cesanteado por sus ideas políticas o de cualquier naturaleza, en ningún medio, sea el mismo público o privado”.

Igualmente, considera que los comunicadores deben organizarse en sus empresas, discutir su función, defender en conjunto su independencia con respecto a las inclinaciones políticas de los patronos y con respecto, también, a sus fuentes de información.

Tal como expresó el Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez (México 2008) “aunque se sufra como perro, no hay mejor oficio que el periodismo. Como periodista, uno sufre o disfruta por los encabezados y el manejo que hace de las noticias; gozamos cuando hallamos una joya, pero sufrimos como perros cuando vemos la forma en que se maltrata el idioma».