Por: Ricardo Abud.

Leer el artículo de Jesús Farías, fue una casualidad  un conocido me hizo llegar el enlace, no le presté atención hasta el día de hoy que no tenía nada mejor que hacer y lo leí, no encontré nada nuevo en lo escrito, pero no responderle sería una irresponsabilidad, dada la cantidad de confusión que puede crear en el pensar político.   

El acrático artículo, demuestra una vez más la manera egocéntrica y dogmática del pensar de algunos dirigentes del PSUV, una línea política cuestionable, ya que la misma no tiene asidero con la realidad, su escrito no se basa en el análisis ni en la búsqueda de explicaciones coherentes que permitan al lector entender lo que quieren transmitir de manera inducida y subliminal, sin metodología racional, con uno que otros objetivos destinados a descalificar al PCV, sin embargo, no lo logra, por lo vago del escrito y la omisión paranoico de olvidar las enseñadas hechas manifiestas del Marxismo-Leninismo, muy estudiadas por él, algo que debería llevar implícitamente en sus genes, lamentablemente no es así. 

Dado el nivel de responsabilidad que tiene el compañero Farías, hoy en el poder Legislativo y en la estructura política del PSUV, debería dirigir sus artículos a educar políticamente a su militancia y no en opinar sesgadamente, involucrándose con una realidad abstracta que viven muchos dirigentes que con el cohabitan. La falta de coherencia en su acrítico artículo, posibilita intuir con entera firmeza su falta de confianza en la retórica que utiliza para descalificar al PCV, siempre eludiendo una confrontación real de ideas regidas por el debate abierto y políticamente constructivo,  sentarse a través de una computadora no es sinónimo de estar consciente del papel que usted juega  y desdice la motivación que generan comparaciones irreverentes y alejadas de la realidad. Es posible que ese escrito sea una confrontación individual con su ego, así como lo ha sido el tema económico que usted se niega a debatir a través de los medios de comunicación, medios que son utilizados para descalificar,  pero no para generar soluciones políticas y económicas para engrandecer al país. 

Podría rebatirle cada disparate que afirma usted en sus líneas, lejos de eso lo exhortó una vez más a la reflexión política, revisar nuevamente los escritos de Economía Política por usted estudiado, como por todos aquellos que nos tocó la dicha de estudiar en la URSS, gracias al Partido Comunista de Venezuela, a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y a la Dictadura del proletariado. Aunque es necesario puntualizar algunas de esas afirmaciones hecha por usted: 

“Pero lo verdaderamente alarmante de la ruptura del PCV con la Revolución Bolivariana y con la realidad en su conjunto es que, insólitamente, coincide con la mayor agresión de las potencias imperialistas contra la patria”  (……)” fomenta la división de las fuerzas progresistas y lanza sus principales ataques en contra del PSUV, la mayor fuerza revolucionaria del país”

La ruptura de PCV obedece a otras razones, las cuales le describo: “Nuestra diferencia con el Gobierno no es un cupo a la Asamblea Nacional, nuestra diferencia es política, tiene que ver con que no compartimos la política económica, con la política laboral, a nivel agrario y campesino, lo que tiene que ver con el burocratismo y la corrupción, la existencia de mafias que controlan importantes espacios de la sociedad y del Estado, no compartimos esas políticas internas aunque coincidamos en la necesidad de enfrentar al enemigo principal de nuestros pueblos que es el imperialismo estadounidense (…)”.

Estas posiciones críticas del PCV expresan una contradicción total con el modelo político que adelanta y desarrolla el gobierno, rompe con los paradigmas y diseños del modelo político propuesto por el Comandante Chávez, quien demandaba profundos cambios revolucionarios, sin embargo, la realidad es que lo que está en desarrollo es una línea reformista, entreguista, de acuerdo con los sectores del capital con un discurso Pseudo Socialista que intenta embaucar y desmovilizar a las masas. Modelo político en la cual se ha formado una nueva burguesía, la “Burguesía Revolucionaria”. 

Usted acusa al PCV de fomentar divisiones en las fuerzas progresistas así como de lanzar ataques al PSUV, no, compañero Farías, eso es falso, por el contrario el PCV en innumerables ocasiones hizo llamados de alerta ante las posiciones reformistas formuladas por el gobierno que usted se empeña de llamar “revolucionario”, incluso, a la estructura partidista, que la menciona como la mayor fuerza política del país, lo cual no niego, aunado a que la formación política hecha manifiesta por algunos de sus militantes, solo demuestra el gran vacío político e ideológico que terminan socavando la institución, la cual solo sirve como una gran maquinaria para ganar elecciones, muchos hijos de la cuarta con prácticas de la cuarta en sus filas, sin mencionar el grado del oportunismo y de corrupción de muchos de sus militantes.  No es el PCV quien fomenta divisiones, es el mismo PSUV, que alimenta esas deformaciones, sumado el hecho que muchos de esos “líderes” no son políticos ni tienen formación política para liderar un proceso tan demandante como el nuestro. 

El 26 de febrero de 2018 el PSUV y el PCV suscriben un Acuerdo Unitario Marco, PARA ENFRENTAR LA CRISIS DEL CAPITALISMO DEPENDIENTE Y RENTISTA DE VENEZUELA CON ACCIONES POLÍTICAS Y SOCIOECONÓMICAS ANTIIMPERIALISTAS, PATRIÓTICAS Y POPULARES el mismo se suscribe en el marco para el apoyo del PCV, en la pasada contienda electoral en la cual gana la presidencia Nicolás Maduro. Texto completo del acuerdo (https://prensapcv.wordpress.com/2018/02/28/acuerdo-unitario-marco-psuv-pcv/)

En los 30 meses transcurridos, desde la firma del referido documento, el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro y la dirección nacional del PSUV, pese a los esfuerzos realizados por el PCV, no mostraron voluntad política para cumplir con alguno de los compromisos contenidos en el acuerdo bilateral inherentes al ámbito nacional, siendo esta la principal causa del rompimiento del PCV y el gobierno, el PCV está totalmente en desacuerdo con las políticas que el Estado venezolano viene aplicando en la actualidad para la conducción del país, políticas que han llevado a la devaluación del salario de los trabajadores, pensionados y jubilados, lo cual ha influido en la disminución de la calidad de vida de los venezolanos.

Usted habla de ataque del PCV a la “Revolución Bolivariana” debería explicarnos durante qué periodo refiere de  la “Revolución Bolivariana” Chávez o Maduro, ya que están bien demarcado uno del  otro y de eso se ha encargado el gobierno, usted es uno de los propulsores del modelo económico presentado por el Presidente Nicolás Maduro, modelo que ha fracasado, demás está decirle que, Chávez a usted lo hubiese execrado, ante las continuas, aberrantes y fracasadas propuestas de carácter económico que usted ha propagado por los medios de comunicación del país, propuestas que de manera sistemática se han dirigido a destruir el poder adquisitivo del venezolano, usted ha sido un fiel defensor de la derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios (derogada por la ANC),  la cual ha contribuido al empobrecimiento del pueblo, ha sido un salvavidas del que muchos se han aferrado para desempolvar los dólares mal habidos, dólares que según salen debajo de sus colchones, ya que los bancos ni venden ni compran dólares, y hay más dinero físico en la moneda americana que el bolívar, signo monetario constitucionalmente establecido en nuestra Carta Magna. Dejen el cuento de las remesas, aquí no entran remesas en dólares, explíquele mejor al país de donde salen los dólares, explíquele al país porque el salario mínimo venezolano es medio dólar.

El PCV no ha dividido a nadie, ustedes mismos se han encargado de hacerlo, el PCV siempre ha mantenido y mantiene su posición anti-imperialista, es un partido de izquierda, 90 AÑOS DE LUCHA, han querido acabar con una estructura partidista universal, no van a poder hacerlo, escriban lo que escriban, digan por los medios lo que digan, el PCV se mantendrá uniforme en su pensamiento político MARXISTA-LENINISTA, partido ideológicamente y CLARAMENTE DEFINIDO, yo lo invito a reflexionar, a que deje de asumir posturas de pensamiento acrítico que tanto daño le siguen haciendo al país y busque en el MARXISMO-LENINISMO respuestas a la realidad política y económica que hoy vive el país, convencido estoy que las encontrará y contribuirá al diseño de un modelo económico que se ajuste a las necesidades de nuestra querida Venezuela. 

NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.