Acusa Obama a Corea del Norte de actuar con «beligerancia» contra Seúl
Granma

Toronto (Canadá).— El presidente de EE.UU., Barack Obama, arremetió ayer contra Corea del Norte, acusándola de comportarse de manera «beligerante» contra Seúl por el hundimiento de la corbeta Cheonan e instó a Pekín a sumarse a las voces de enérgico repudio, según la agencia española EFE.

De acuerdo con varias agencias, en una rueda de prensa al término de la cumbre del G-20 clausurada ayer en Toronto (Canadá), Obama tomó la situación como pretexto para criticar la resistencia china a condenar tajantemente en el seno de la ONU y en otras instancias el hundimiento de la corbeta, que una investigación ha atribuido supuestamente a un torpedo norcoreano.

Obama, como era de esperar, atribuye a la RPDC la crisis en la península coreana y criticó la posición del lado de Pekín, porque advirtió, «hay una diferencia entre la moderación y la ceguera».

«Es un ejemplo de Pyongyang pasándose de la raya y es necesario hablar contra ello, pues de otro modo no llegaremos a ninguna parte con Corea del Norte», agregó.

«Queremos que una Corea del Norte desnuclearizada sea un miembro responsable de la comunidad internacional, pero eso no ocurrirá si no somos honestos acerca de lo que ocurre y cómo se comportan las naciones», declaró el presidente estadounidense.

Según indicó, el presidente surcoreano, Lee Myung Bak, ha demostrado «una contención extraordinaria» en su respuesta y es «imprescindible» que la comunidad internacional le demuestre su apoyo.

«Seguiremos aumentando la presión hasta que Corea del Norte tome decisiones de acuerdo con las normas internacionales», subrayó Obama.