Estados Unidos y Canadá bajo nevadas extremas
TeleSUR

Fuertes temporales invernales en Estados Unidos y Canadá, con temperaturas inferiores a los 20 grados (-20°) bajo cero, han causado la muerte de 11 estadounidenses y el bloqueo de importantes arterias de comunicación y cancelación de vuelos en ambos países.

En los últimos días, gobernaciones de Estados Unidos han registrado 11 muertos; mientras que las aerolíneas se han visto obligadas a cancelar miles de vuelos a causa de la nieve, que alcanzó un cúmulo de casi un metro de altura en alguna zonas.

Este lunes, la fuerte nevada provocó el colapso del techo del estadio Metrodome, de Minneapolis (Minnesota, oeste).

El Servicio Meteorológico Nacional manifestó que el impacto pleno de la tormenta continuará hasta mediados de esta semana y advierten neviscas en Chicago y partes del norte de Illinois, Iowa, Misuri, Wisconsin, Minneapolis, Ohio, Indiana y Míchigan.

Entretanto, en la mañana de este martes el Ejército de Canadá inició un operativo para intensificar el rescate de unas 300 personas que permanecieron toda una noche (del lunes) atrapadas en una autopista por la escasa visibilidad originada por la nieve.

De este total, las autoridades canadienses han rescatado 118 personas. El resto continúa atrapado en un tramo de 40 kilómetros de la autopista 402, en un área situada a unos 300 kilómetros al oeste de Toronto.

La Policía Provincial de Ontario (OPP, por su sigla en inglés) informó que unas 37 personas fueron rescatadas a través de helicópteros militares, que desde tempranas horas comenzaron el sobrevuelo.

Otras 81 víctimas abandonaron la carretera a bordo de motos de nieve y otros vehículos policiales todoterreno.

En total, unos 360 carros quedaron atrapados en la autopista. Algunos conductores han pasado más de 24 horas en sus autos con temperaturas inferiores a los 20 grados bajo cero.

El ministro canadiense de Defensa, Peter MacKay, señaló que algunas personas atrapadas por la nieve, se han negado al proceso de rescate para asegurar sus vehículos.

Hasta la tarde de este martes las condiciones meteorológicas continuaban sin cambios e incluso los camiones quitanieves, enviados para intentar abrir el paso a los vehículos, quedaron atrapados en la autopista.

Los medios de comunicación canadienses reseñaron que un equipo de militares había rescatado a una decena de personas con síntomas de hipotermia. Éstas han sido trasladadas a los centros médicos más cercanos.

Además del sur de Ontario, la costa del Atlántico también se ha visto afectada, específicamente la provincia de Nueva Brunswick, donde una tormenta dejó sin electricidad a 80 mil personas.

Las fuertes nevadas que han caído en Canadá forman parte del mismo frente que azota el oeste, noroeste y la costa atlántica de Estados Unidos.

Por su parte, científicos estadounidenses han explicado que las tormentas de nieve y los fuertes vientos árticos en EE.UU. y Canadá, corresponden a la conexión de fenómenos meteorológicos en el Pacífico y el Atlántico Norte, hecho que puede originar condiciones invernales extremas, por segundo año consecutivo.

teleSUR-Efe-El Espectador-Prensa Latina/yi-MM