Evo Morales asegura que »nada ni nadie parará el referendo revocatorio»
TeleSUR

Por su parte, este mismo viernes en La paz, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, denunció la gestación de una conjura contra el Congreso y la democracia boliviana y llamó al pueblo a la defensa de su voto y a la resistencia civil contra »esas fuerzas oscuras».


El presidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó este viernes el pedido de una jueza del Tribunal Constitucional para suspender el referendo revocatorio de mandato del presidente, vicepresidente y prefectos del país, previsto para el 10 de agosto, al considerar que no existen argumentos jurídicos ni políticos para ello.

«Vengan de donde vengan los argumentos políticos y jurídicos para paralizar el referendo revocatorio, no lo van a parar», aseguró el mandatario durante un discurso que pronunció en el municipio de Tiraque, distante a 55 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

Morales se refirió así a la decisión de Silvia Salame, la única magistrada del Tribunal Constitucional, organismo que no funciona por falta de quórum, de «suspender» la consulta con el argumento de que se debía esperar un pronunciamiento judicial acerca de la legalidad de ese proceso.

El pronunciamiento de la magistrada suplente fue calificada de «cantinflada» y «política» por el Gobierno, que consideró entonces que no tiene ningún efecto jurídico.

Un día después, el jueves, la Corte Departamental Electoral de Chuquisaca, gobernado por la oposición, también pidió al organismo electoral nacional la suspensión del revocatorio.

Savina Cuéllar, firme opositora de Morales, será la única prefecta que no se someterá al revocatorio, pues acaba de ser electa.

Asimismo, un diputado de la ultraderechista tolda Unidad Nacional (UN), Arturo Murillo, presentó un recurso de inconstitucionalidad a la Ley Nro. 3850, de convocatoria al referendo revocatorio promulgado el 12 de mayo de 2008. El presidente Morales denunció que estos intentos forman parte de un nuevo plan de la oposición para frenar la realización del referendo del 10 de agosto. La primera acción, recordó, fue el cuestionamiento al padrón electoral.

Otra estrategia, dijo Morales, fue la presentación de recursos de inconstitucionalidad para impedir que la Corte Nacional Electoral (CNE) continúe con la administración de esa consulta popular a nivel nacional.

«En el referendo no está en debate el Evo Morales, sino si se consolida la nacionalización o lo privatizadores vuelven», consideró el mandatario.

«Muchos prefectos tienen miedo al pueblo, pero quiero decirles que es mejor someternos al pueblo, el pueblo que tome examen, el pueblo que nos juzgue quién sirve y quien no», llamó Morales.

El mandatario criticó que los dirigentes de los departamentos de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija, regiones que recientemente realizaron consultas ilegales por sus estatutos, ahora pongan en cuestión al padrón electoral que utilizaron entonces.

«No tengamos miedo, compañeros, sólo es un hecho aislado de provocación y de seguro habrá muchos más, producto de la intolerancia», dijo.

Vicepresidente denuncia conjura

Por su parte, este mismo viernes en La paz, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, denunció la gestación de una conjura contra el Congreso y la democracia boliviana y llamó al pueblo a la defensa de su voto y a la resistencia civil contra «esas fuerzas oscuras».
«Esta acción, en contra de la ley, afecta al Congreso de la República, pero fundamentalmente afecta a la democracia. Se quiere escamotear el derecho de cada ciudadano boliviano de definir con su voto el destino político del país», dijo en rueda de prensa en el Palacio de Gobierno.

Consideró que «este bombardeo contra el referendo y contra la democracia» es obra de «fuerzas enemigas» que le tienen «miedo al pueblo, al voto y a la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones políticas».

«Por lo tanto, convoco a la ciudadanía boliviana, a los hombres y mujeres respetuosos de las leyes, de la participación y defensores de la democracia, a defender su derecho a votar, a defender su derecho a participar y a no dejarse intimidar por estas fuerzas oscuras que están intentando detener y bloquear el hecho democrático del 10 de agosto», exhortó el vicepresidente.

TeleSUR – Abi – Afp / mc – MC