Leales a Gadafi frustran rápido avance insurgente a Sirte
Por: Ulises Canales

Trípoli, 29 sep (PL) Fuerzas leales a Muamar El Gadafi frenaron hoy a tropas insurgentes libias que pretendían un rápido avance hacia el centro de Sirte después de ocupar el aeropuerto, que habían dado por controlado días atrás.

Fuentes en la ciudad natal de El Gadafi señalaron que los progubernamentales respondieron a la ofensiva de los sublevados con potente y efectivo fuego desde el medio de la ciudad, y neutralizaron a quienes trataban de acelerar el final de varios días de asedio.

Si bien los bombardeos aéreos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) durante más de cuatro días consecutivos han debilitado las defensas de la periferia de la urbe, residentes que lograron salir de allí afirmaron que la conquista plena tomaría días.

La alianza atlántica ha realizado sistemáticos bombardeos contra supuestas posiciones de los defensores de Sirte en edificios residenciales, así como dentro y en los alrededores de la nueva universidad y el centro de la ciudad, afectando a miles de civiles.

Las mismas fuentes relataron a corresponsales en la zona que los fieles a El Gadafi, cuyo paradero se desconoce desde finales de agosto, conservan aún algunas armas modernas, suficientes municiones y suministros que no han sido destruidos por los aviones de la OTAN.

De hecho, la celebración con tiros al aire de los insurrectos del autodenominado Consejo Nacional de Transición (CNT) cuando dominaron el aeropuerto y la puerta central de Sirte tras semanas en el desierto fue efímera, pues rápidamente tuvieron que establecer líneas de combate.

Según testigos, los combatientes pro-Gadafi contraatacaron y pusieron a la defensiva a los alzados que habían establecido puntos de control en carreteras y calles dentro y fuera de la urbe, así como en la costa, el puerto y un hotel que capturaron anoche.

Comentaristas de canales televisivos árabes señalaron la posibilidad de que los hombres del CNT cambien de táctica con ayuda de la OTAN para hacerse rápido con esa ciudad costera y con Bani Walid, 150 kilómetros al sureste de Trípoli, los dos bastiones de mayor resistencia.

En ese sentido, contrastaron las agresiones desde espacios abiertos del desierto para usar la ventaja aérea que les proporciona el bloque occidental, con el combate urbano en altos edificios, calles estrechas y civiles que en su mayoría pertenecen a la tribu de El Gadafi.

Una corresponsal del canal Al Jazeera aseveró que los insurgentes del CNT son incapaces de mantener territorio bajo su mando dentro de Sirte, donde miembros de tribu, combatientes del Ejército libio y voluntarios están armados y dispuestos a defenderla. «Ellos (los insurrectos) están fuera de la ciudad, han mantenido grandes enfrentamientos desde el sábado, pero no pudieron mantener el territorio y tuvieron que replegarse», admitió la reportera.

mv/ucl