Caracas, 08 Ago. AVN.- “Estoy orgulloso de ser venezolano, corazón venezolano» expresó este martes el esgrimista Rubén Limardo, ganador de medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, durante el acto en el que recibió la Orden Libertadores y Libertadoras de Venezuela y una réplica de la espada de Simón Bolívar.

Limardo fue condecorado con la Orden en su primera clase, denominada “Espada Libertadores y Libertadoras”, con la que se distingue a quienes se han destacado en “trabajos reconocidos y de significativa importancia para el desarrollo” en diversas áreas, entre ellas el deporte, señala el texto de la ley mediante la cual se creó esta distinción en julio de 2010.

El esgrimista bolivarense hizo historia en el deporte venezolano al ganar el pasado 1 de agosto la medalla de oro en la especialidad de la espada en Londres 2012, tras vencer en una vibrante final al noruego Bartosz Piasecki, con marcador de 15-10.

El campeón olímpico reiteró que su presea dorada es de toda Venezuela. «Comparto mi medalla con todos ustedes, que sintieron, que me enviaron todas esas energías positivas durante la competencia, y derrocharon lágrimas de victoria».

Durante el acto realizado en el Teatro Teresa Carreño, en Caracas, el presidente Hugo Chávez informó que todos los atletas de la delegación olímpica venezolana recibirán la Orden Generalísimo Francisco de Miranda. El propio jefe de Estado entregó este martes las condecoraciones al primer grupo de deportistas que regresó al país.

Limardo quiso compartir especialmente su medalla con los 69 atletas que representaron al país en Londres 2012. “Esta medalla que no solamente es mía sino de todos los atletas que luchamos diariamente para lograr nuestros objetivos».

El joven de 27 años recordó también la labor de su madre Noris Gascón, fallecida hace dos años y quien fuera no sólo su entrenadora en el aspecto mental y psicológico sino también una gran impulsora de la práctica de la esgrima.

«Esta medalla vale 20 años de trabajo, de sacrificio y esfuerzo, y ahora que estoy aquí delante de ustedes la comparto especialmente con mi madre que está en el cielo, que fue el principal motor para yo conseguir esto”.

Limardo, quien entrena en Polonia dirigido por su tío Ruperto Gascón, agradeció el apoyo que ha brindado el gobierno del presidente Hugo Chávez para el desarrollo del deporte venezolano.

«Hay que reconocer, 8 años viviendo en Polonia, y Venezuela: esto se debe al apoyo que le ha dado el Presidente al deporte, y de verdad hay que agradecer eso porque yo lo hice posible gracias a él».

El atleta anunció que cederá a su tierra natal, Ciudad Bolívar, la réplica de la espada del Libertador que le fue otorgada por el presidente de la República.

«Mi espada la voy a dejar en la casa de Simón Bolívar en mi estado Bolívar porque de verdad ahí es donde merece estar para que todas las personas lleguen y visiten el sitio y conozcan la espada».

Asimismo, envió un mensaje al pueblo bolivariano para que luche por alcanzar sus metas. «Si de todas maneras vamos a soñar, soñemos en grande, y hay que soñar con los pies sobre la tierra, porque sabemos que mientras más tenemos, más tenemos que ayudar a los que están abajo».

«Gracias a toda Venezuela y a todo este equipo deportivo, los quiero mucho y estoy muy orgulloso de ser venezolano, corazón venezolano», dijo para cerrar su breve discurso y arrancó los aplausos de los asistentes en el Teatro Teresa Carreño.

AVN