Caracas, 08 Ago. AVN.- La variación anualizada de la inflación descendió por séptimo mes consecutivo y se ubicó en julio en 19,4%, por debajo del umbral de los 20 puntos porcentuales previstos en el presupuesto de la nación para 2012, y del 27,6% obtenido en diciembre de 2011.

Así lo informó el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, durante una rueda de prensa que efectuó este martes, junto al presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, y el presidente del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Elías Eljuri, para anunciar los resultados del informe del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Giordani indicó que la variación anualizada de la inflación de 19,4%, obtenida entre julio de 2011 y julio de 2012, «es menor a la meta trazada en el presupuesto de la nación para el ejercicio fiscal 2012, que se estimaba entre 20 a 22%».

Explicó que la variación anualizada es 43% menor al resultado obtenido al cierre de 2011, cuando se situó 27,6%.

«Si la calculamos en relación al máximo observado en los últimos 3 años, que es el punto de 31,3%, el decrecimiento es de 61,3%», apuntó.

El titular de la cartera de Planificación y Finanzas indicó que la variación intermensual del INPC, que en julio se ubicó en 1%, es inferior a la registrada en junio (1,4%), y a la de julio de 2011 (2,7%).

Entretanto, la variación acumulada durante los primeros 7 meses del año alcanzó 8,6%, casi la mitad de la observada en el mismo período del año pasado (16%).

Baja en alimentos y bebidas no alcohólicas

El ministro de Planificación y Finanzas informó que la tasa de inflación de los alimentos y bebidas no alcohólicas se ubicó en 0,2% del total de la variación intermensual del INPC de julio (1%).

Explicó que de los 13 rubros que se miden para calcular este indicador, los alimentos y las bebidas no alcohólicas en el mes de julio tuvieron un peso de 36,86%.

Señaló que dentro de los alimentos, las variaciones más altas se presentaron en rubros reducidos como las hortalizas, por lo que consideró que la inflación puede combatirse con el incremento de la producción.

«Podríamos tener una meta por debajo de lo que estaba estimado entre el 20 a 22%. Aquí no se trata de una estrategia de shock para eliminar la inflación, es una política paulatina que va acompañada de una intensa política social», aseveró Giordani.

Efecto de las políticas sociales

El presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), Elías Eljuri, señaló que el descenso en el índice de inflación del mes de julio, responde a una política desarrollada por el gobierno nacional que privilegia la inversión en el ser humano.

«Esta es una política donde se ha puesto al ser humano en primer lugar, con una inversión de más de 500 mil millones de dólares, casi un 61% de los ingresos del país, (lo que) ha permitido a través de las diferentes misiones agroalimentarias y aquellas que contribuyen a aumentar el poder (adquisitivo), al bienestar de la población», explicó.

Destacó además que el monto de los salarios del país se encuentran por encima de la inflación, lo cual permite que la capacidad de compra del venezolano no se vea afectada.

Recordó a los sectores de la oposición que critican el índice actual, que en los años 90 las cifras de inflación en 1996 se ubicaron hasta en 103%.

Añadió que desde el año 99 y con la llegada del presidente Hugo Chávez, gracias a una política social de asistencia directa, en Venezuela la pobreza ha disminuido (la extrema es de 7%) y la población que recibe asistencia del sector público alcanza el 85%.

Oportunidades en Mercosur

El presidente del BCV, Nelson Merentes, consideró por su parte que el ingreso de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur) constituye «una oportunidad de oro, para formular una alianza en lo social, en lo educativo, científico, tecnológico, comunicacional e indudablemente en lo económico».

Indicó que la participación venezolana en el bloque de integración se fortalecerá con la disminución de los niveles de inflación, y el crecimiento económico del país, que en el primer trimestre de 2012 se ubicó en 5,6%, de acuerdo con la medición del Producto Interno Bruto (PIB).

Asimismo, anunció que un grupo de técnicos del ente emisor se incorporó a la comisión presidencial que diseña un plan para definir la participación de Venezuela en Mercosur.

Inflación de un dígito

El presidente del BCV sostuvo que el panorama económico del país, que refleja una baja tasa de desempleo y un crecimiento económico sostenido, permite proyectar una tendencia a la baja de la inflación acumulada para agosto y septiembre de este año.

Resaltó que la variación intermensual del 1% que presentó el INPC en julio de 2012, se ubica entre los seis primeros valores menores registrados durante este mes desde 1980.

Mencionó además que entre 1980 y 1990 hubo una gran perturbación con valores de inflación, que llegó a 103% en 1996, mientras que entre 1999 y 2012, durante el gobierno del Presidente Hugo Chávez, el promedio se ha mantenido alrededor de 26%.

Destacó que una de las prioridades del Ejecutivo es trabajar para obtener una inflación de un dígito. Para este fin, el ente emisor creó el Comité de Inflación de un Dígito, que todas las semanas levanta un informe sobre las alertas que se detectan dentro de la estructura de la variable inflacionaria.

«Si llegamos a un dígito estamos en mejores condiciones para entrar a los acontecimientos económicos que se nos avecinan por la dinámica geopolítica del Mercosur (Mercado Común del Sur) y todo lo que tiene que ver con la dinámica política de Unasur», consideró el el presidente del BCV.

AVN