Presidente de Bielorrusia llega hoy a Venezuela
YVKE Mundial :: Internacionales

Para consolidar las relaciones de amistad y cooperación entre su país y Venezuela, hoy martes arribará a Caracas, en visita de dos días, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko.


La visita del mandatario bielorruso es la segunda que realiza a Venezuela, y la misma ha sido antecedida por un encuentro de comisiones bilaterales, instalado este jueves en la sede de la Cancillería, en Caracas, en el cual se ha pasado revista a los diversos convenios y acuerdos suscritos entre ambas naciones, desde que establecieron alianzas, en el 2006.

El encuentro de comisiones fue instalado por el vicepresidente de la República de Venezuela, Elías Jaua, quien dio la bienvenida a la delegación visitante y destacó las nexos de cooperación entre ambas naciones.

“Cooperación que hoy hemos logrado incrementar en distintos frentes y con gran profundidad, en áreas fundamentales para satisfacer las necesidades básicas de nuestros pueblos”, destacó Jaua.

Lukashenko

El presidente de Bielorrusia, de 56 años de edad, nació en la ciudad de Kopis, se graduó como historiador, en 1975, en la universidad estatal Mogilosvski, y como ingeniero agrónomo en la Academia Bielorrusa de Agricultura, en 1985.

Sirvió durante dos períodos en las tropas de la Armada Soviética (1975-1977 y 1980-1982), donde aprendió y se impuso como campeón regional del deporte de defensa personal soviético: Sambo.

Después de su paso por la Armada, fue electo vicepresidente la granja estatal de Gorodets y fue promocionado al cargo de director de una granja colectiva. En 1985 asumió la conducción de una planta de materiales de construcción.

En 1990 fue electo vicepresidente del Soviet Supremo de la entonces República Socialista Soviética de Bielorrusia, y fue el único vicepresidente del parlamento bielorruso que votó en contra de la ratificación a favor de la disolución de la Unión Soviética, en diciembre de 1991.

Tras el desmembramiento de la Unión Soviética, volvió al trabajo agrícola, pero como adquirió reputación como abierto opositor a la corrupción, fue electo en 1993 presidente del comité anticorrupción del parlamento bielorruso.

En adelante, esta línea de principio ético y político lo llevó a nuevas batallas contra la corrupción y le abrió el camino a la Presidencia de la República, a la cual arriba en 1994, al ganar la segunda vuelta, el 10 de julio de 1994, con 80% de los votos.