Arias defiende a golpistas y ataca a los amigos de Zelaya
Por: Agencias


El presidente de Costa Rica y mediador en el conflicto hondureño, Óscar Arias, descartó ayer que el rechazo internacional al golpe de Estado en Tegucigalpa signifique afinidad ideológica con el presidente depuesto, Manuel Zelaya, ni con sus “más pintorescos aliados en la región”.


Arias hizo la advertencia ayer en un discurso que pronunció en Miami, en la Conferencia de las Américas, una actividad organizada por el diario The Miami Herald. Una copia de él envió la Casa Presidencial.

Al margen de ese discurso, en la misma actividad, Arias llamó a la comunidad internacional a mantener relación con el gobierno de facto de Honduras, presidido por Roberto Micheletti desde hace tres meses.

“Lo peor que le puede pasar a la comunidad internacional es querer aislar al Gobierno de facto; más bien debemos estar en comunicación con él, que escuche nuestros consejos”, afirmó Arias, según ACAN-EFE.

Acerca de la ideología de Zelaya, el mediador manifestó: “El repudio a lo sucedido en Honduras no proviene de una afinidad ideológica con el Presidente Zelaya, ni con sus más pintorescos aliados en la región. La democracia es un sistema que defiende instituciones, no personas (…) Defender los derechos de quienes piensan distinto, ése es el reto democrático”.

Aunque Arias evitó identificar a los “pintorescos”, los principales aliados de Zelaya en la región han sido hasta ahora los presidentes de los países miembros de la Alianza Bolivariana para América Latina (ALBA), encabezada por el venezolano Hugo Chávez.

Se suman Daniel Ortega, de Nicaragua, Rafael Correa, de Ecuador, Evo Morales, de Bolivia y los hermanos Raúl y Fidel Castro en Cuba.

El mandatario, sin embargo, volvió a culpar a las dos partes del conflicto por falta de voluntad para buscar una solución.