Ecuador advierte que demanda contra Correa ahondará diferencias políticas con Colombia
Por: Telesur

Funcionarios ecutarianos exigen al gobierno colombiano ”respeto” para restaurar sus relaciones diplomáticas


El canciller de Ecuador, Fánder Falconí, advirtió este martes que la demanda presentada en Colombia por un grupo de abogados contra el presidente Rafael Correa por presuntos nexos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), “ahondará las diferencias políticas” entre los dos países.

“La nación ecuatoriana ha sufrido múltiples agresiones por parte del gobierno colombiano y de grupos irregulares que entre ellos se han enfrentado con inusitada violencia durante años, y no permitirá que desde el exterior se pretenda coartar el derecho a encontrar la verdad y la justicia”, indicó el canciller a través de un comunicado.

Agregó que esta iniciativa sólo “ahondará las diferencias políticas entre los dos países”.

En horas de la tarde, el ministro de Seguridad Interna y Externa de Ecuador, Miguel Carvajal, sostuvo que la medida legal contra Correa es una “acción política” en respuesta a la orden de captura emitida por Ecuador contra el ex ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos.

El grupo de abogados acusa a Correa por presuntos nexos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y además anunciaron que solicitarán que el mandatario sea denunciado ante la Corte Penal Internacional (CPI) por el delito de “terrorismo internacional”.

En respuesta, el ministro Carvajal, afirmó que el respeto a la soberanía ecuatoriana es una condición para que las relaciones políticas entre Ecuador y Colombia puedan reconstituirse.

Agregó que este grupo de abogados tiene relaciones con el gobierno colombiano y ” la acusación entraña tintes políticos, además de que es una respuesta desesperada por la orden de detención de Santos”.

El funcionario destacó que el pedido de detención del ex ministro colombiano, Juan Manuel Santos, emitida por Ecuador es por los actos violentos ocurridos en marzo de 2008 que deben ser indagados, al tiempo que recalcó que compete a las autoridades ecuatorianas su investigación, la identificación de responsables y su sanción.

Por su parte, el ministro de Política ecuatoriano, Ricardo Patiño, calificó de cínica la denuncia judicial de abogados contra el presidente y exigió a Colombia respeto para restaurar sus relaciones diplomáticas.

Añadió que es “realmente es una locura imaginarse siquiera” que Correa pudiera ser juzgado por la Corte Penal Internacional (CPI).

El ex ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, fue demandado por el ataque militar colombiano contra un campamento temporal de las FARC en Ecuador, el 1 de marzo de 2008.

El abogado que demandó a Correa, Abelardo de la Espriella, defendió la viabilidad de la denuncia de Colombia ante la CPI. “Desde el punto de vista jurídico es totalmente viable a través de la Fiscalía colombiana”, dijo .

El 1 de marzo de 2008 el ejército colombiano bombardeó un campamento de las FARC ubicado a 1,8 kilómetros de la frontera con Colombia dentro de territorio ecuatoriano.
Allí fueron asesinados mientras dormían, 25 personas, entre ellas un ciudadano ecuatoriano, de nombre Franklin Aisalla.

A raíz de estos sucesos Quito rompió sus relaciones diplomáticas con Bogotá, ya que Ecuador consideró que la incursión militar fue una vialación a su sobernía.

A más de un año de aquellos hechos todavía no se han restablecido las relaciones.

teleSUR-PL-Efe-Afp/jp –