Morales asegura que neoliberales están detrás de movimientos cívicos en Bolivia
Telesur

Durante una concentración política en la ciudad boliviana de Cochabamba (centro), el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que la derecha opositora de su país utiliza los movimientos cívicos para desestabilizar su país e impedir que se desarrolle el proceso de cambio político y social que lleva a cabo su Gobierno.

El presidente boliviano, Evo Morales, sostuvo este jueves que los grupos de la derecha opositora de su país utilizan los movimientos cívicos, que alegan reivindicaciones sociales en su país, para desestabilizar a la nación y atentar en contra del proceso de transformación política y social que se lleva a cabo en Bolivia.

“Lo que pasa es que los vendepatria y neoliberales quieren confundir a los movimientos sociales y cívicos, en el intento de volver a un poder que utilizaron muchos años solamente en su propio beneficio”, afirmó Morales durante una concentración política realizada en la ciudad de Cochabamba.

El jefe de Estado boliviano se refirió en su discurso a las manifestaciones y a la huelga general indefinida que tiene lugar en la región de Potosí (sur) desde hace 15 días, con la que el Comité Cívico de Potosí (Comcipo) exige al Gobierno una serie de demandas como la construcción de un nuevo aeropuerto, entre otras cosas, pero el punto neurálgico de las solicitudes es el de la disputa limítrofe entre Potosí y Oruro por el cerro Pahua, que es un gran reservorio de minerales.

Durante su intervención en la concentración, Morales reiteró que ea huelga ”no era más que una petición de reivindicacines regionales en movimientos de conspiración contra el proceso” de cambios que se desarrolla en su país.

Agregó que no era coincidencia que los bloqueos y las huelgas en Potosí estén respaldadas por partidos opositores como Alianza Social (AS), el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y Poder Democrático y Social (Podemos).

Indicó que las tácticas utilizadas por estos grupos discriminadores no son nuevas en el país, debido a que esto se vio siglos atrás en Bolivia, cuando los grupos indígenas luchaban por su Independencia y por defender los recursos naturales.

“Quisieron dominar a nuestros pueblos con la cruz y la oración, después con las armas a través de golpes de Estado y, recientemente, con la instalación de bases militares de Estados Unidos en naciones latinoamericanas, pero la lucha del pueblo seguirá adelante en defensa de su identidad y de la riqueza nacional”, recalcó.

Morales destacó el desenvolvimiento de las Fuerzas Armadas en el conflicto en Potosí quienes de manera patriótica defiende su Gobierno que representa el cambio y el desarrollo social.

“Antes los militares eran utilizados por los neoliberales y terratenientes para enfrentarse al pueblo que luchaba por sus derechos, hoy han asumido su patriotismo y apoyan el cambio y el desarrollo social”, manifestó.

Advirtió que los neoliberales, con el apoyo de Estados Unidos, pretendían infiltrarse en los movimientos sociales para desestabilizar al país e impedir el buen funcionamiento del proceso de cambios.

Este jueves, el el portavoz oficial de la presidencia, Iván Canelas, anunció en una rueda de prensa, celebrada en el Palacio de Gobierno, que sería enviada una comisión del Gobierno a Potosí para que dialogara con los dirigentes del Comité Cívico de Potosí (Comcipo) tal como lo pedían los manifestantes y ante su insistencia de proseguir con la huelga.

”Para el Gobierno es importante dialogar como el mejor camino para solucionar los problemas y evitar mayores perjuicios a Potosí, Bolivia y a la población”, expresó Canelas.

teleSUR-Abi-Afp/jl-MFD