Por: Telesur

En la declaración final se exhorta a «fortalecer los sistemas regionales, a través de la promoción de instituciones financieras y monetarias favorecedoras desde una visión de solidaridad, cooperación (y) desarrollo regional


La II Cumbre América del Sur y África (ASA) que se llevó a cabo en el estado Nueva Esparta (noreste venezolano) culminó este domingo con el consenso en la declaración final, la cual destaca el compromiso de las naciones participantes de afianzar relaciones, fortalecer las economías y luchar por el cuidado del planeta.

Sudamérica y África coincidieron en Venezuela en la necesidad de crear una arquitectura financiera birregional que les fortalezca frente a la crisis económica, a través de mecanismos propios de financiación que pongan fin la dependencia del Norte.

En la declaración final se exhorta a «fortalecer los sistemas regionales, a través de la promoción de instituciones financieras y monetarias favorecedoras desde una visión de solidaridad, cooperación (y) desarrollo regional».

El documento plantea igualmente «la necesidad de avanzar en la adopción de medidas de protección financiera necesarias para prevenir los costos de la crisis financiera internacional».

Los países se conmprometieron a iniciar una cooperación birregional eficaz y la instalación de áreas de trabajo concretas como energía, finanzas, comercio, tecnología y salud, con proyectos que serán evaluados dentro de dos años.

También se declaró como sede de la próxima Cumbre a Libia dentro de dos años.»Espero con el esfuerzo de todos nos veamos allá, en la Libia popular, socialista, en el 2011. Nos vemos en Libia, esta tierra (Venezuela) es de ustedes», dijo el presidente venezolano, Hugo Chávez entre aplausos.

Por cierto, una de las propuestas más relevantes fue la planteada por el manta datario, que consiste en la integración del Banco de Sur, con las estructuras financieras regionales en África, a través de lo que el mandatario bautizó como el «el banco Sur-Sur o el banco del ASA, el Bancasa».

«Para traernos nuestras reservas (internacionales) del Norte (que) nos dan crédito con nuestra propia plata. Es algo de bobos», dijo Chávez.

De allí que la declaración final, aborde la necesidad de fomentar «activamente el intercambio Sur-Sur», basado en los «principios de transparencia, complementariedad, cooperación y solidaridad, que permita una distribución adecuada de los beneficios derivados del intercambio de bienes y servicios».