Duras críticas ocurrieron aquí esta semana contra la policía, por su actuación contra una protesta popular ante el Parlamento y la detención de un periodista de La Estrella de Panamá que informaba sobre la manifestación.

Como respuesta, el director de la Policía Nacional, Jorge Miranda, publicó ayer en Twitter una disculpa pública al reportero Juan Cajar, a nombre de la institución, ‘extensiva al periodismo nacional y a la sociedad de Panamá’ y reconoció que ‘la libertad de expresión e información’ son bases de la democracia.

El jefe policial visitó el periódico para reconocer personalmente el error cometido por el cuerpo armado, no obstante, el rotativo pidió su ‘renuncia’ o ‘destitución inmediata’ en un editorial en el cual denunció la ‘represión desproporcionada que incluyó la arbitraria detención del periodista’.

Otros medios de prensa y redes sociales responsabilizaron a Miranda por ‘insubordinarse’ a una orden del presidente del país, Laurentino Cortizo, de liberar inmediatamente el jueves pasado al comunicador, quien permaneció detenido cinco horas acusado de ‘alteración del orden’.

De acuerdo con el periódico La Estrella, la Policía exigió al periodista firmar un acta donde eximía al cuerpo de responsabilidad, pero este se negó, pues en el lugar de los hechos declaró a sus colegas que lo tiraron al suelo, lo esposaron y le echaron gas pimienta.

Además de Cajar, durante la protesta fueron detenidas otras cinco personas por aparente intento de violación del perímetro de seguridad del hemiciclo legislativo y no acatar ‘los mandos verbales’ de los policías, según la nota oficial, pero el canal Telemetro calificó de agresiva la acción e informó de una investigación abierta por la Defensoría del Pueblo.

La protesta pacífica mostró el descontento de sectores populares por el recién aprobado Presupuesto General 2021, al cual le señalaron falta de austeridad en los gastos de viajes, viáticos y abultado monto de salarios para los funcionarios, además, exigieron transparencia en el uso de recursos financieros en el Parlamento.

No obstante, la repercusión se centró en lo que varios medios consideraron ‘ataque’ a la libertad de prensa y recordaron los recientes compromisos de Cortizo de respaldar el respeto por el trabajo de los periodistas.

car/orm/cvl

from Blogger https://ift.tt/2JiMyHL
via IFTTT