Científicos panameños trabajan hoy en el diseño de un estudio para determinar el papel de los genes en formas más severas del SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, en pacientes sin factores de riesgo.

En declaraciones al espacio informativo TVN Noticias, el médico genetista Iván Landires, quien lidera el proyecto, explicó que la propuesta local de esta investigación de carácter mundial reposa en el Comité Nacional de Bioética para su revisión y aprobación.

Por lo pronto, ya comenzaron a recabar información científica sobre el tema y varios genes que consideran ‘sospechosos’ como los del Sistema Mayor de Histocompatibilidad tipo II o reguladores de varias funciones de la respuesta inmune a las infecciones por virus, los primeros que investigarán a través de la tecnología Secuenciación Masiva del ADN (Ácido Desoxirribonucleico), acotó.

El Oficial Ejecutivo en Jefe (CEO, por sus siglas en inglés) del Instituto de Ciencias Médicas precisó que buscan determinar si los factores genéticos pueden desencadenar la agresividad de la enfermedad en pacientes que no forman parte de los grupos tradicionales de riesgo ya identificados de la Covid-19.

Según el también pediatra, algunos pacientes jóvenes infectados con el coronavirus SARS-CoV-2 terminan en Unidades de Cuidados Intensivos, mientras la mayoría supera la presencia de la enfermedad sin ningún tipo de complicaciones.

A juicio de Landires, este comportamiento lo lleva a pensar que la herencia biológica, o sea los genes, tienen un ‘rol de peso’ en la evolución de los síntomas de esta enfermedad, lo cual sería importante descubrir para mejorar los tratamientos que reciben los pacientes de los grupos de riesgo para superarla.

Recordó que este estudio, encaminado a descubrir si los genes favorecen o no el desarrollo de la Covid-19, iniciaron en Europa y actualmente suma a países latinoamericanos y de América del Norte.

Pese a los fondos provenientes del Programa Marco de Innovación en Investigación de la Unión Europea (2014-2020), el especialista aseguró que no serán suficientes para lograr una pesquisa completa de este fenómeno, por lo que esperan contar con recursos nacionales.

Landires aseveró que actualmente el equipo de trabajo está integrado por siete colaboradores, entre ellos médicos, biólogos y especialistas de diversas áreas de la salud, a los cuales se sumarán otros en la medida que avance el estudio.

mem/npg

 

from Blogger https://ift.tt/2G7pmem
via IFTTT