En una reunión del G4 (AD, PJ, UNT y VP), el bobolongo Juan Guaidó sufrió un nuevo revés interno, y es que desde Primero Justicia pidieron que entregara la presidencia ficticia y que sea rotada como lo hicieron cuando la derecha ganó la Asamblea Nacional.

El quiebre de la unanimidad opositora en la principal coalición de partidos que apoyan a Guaidó, fue Primero Justicia a través de Julio Borges y Capriles que plantearon una propuesta que pondría fin a la dictadura de Guaidó.

Fuentes cercanas a la oposición dijeron que los justicieros buscan implementar un sistema de rotación de la presidencia ficticia entre los partidos del G4.

Recordemos que el mecanismo de rotación que utilizó la derecha no es nuevo en el G4. En 2015, cuando la oposición ganó la Asamblea Nacional, los cuatro partidos principales de la oposición pactaron rotarse la presidencia del Parlamento cada año. De esta manera, Henry Ramos Allup (AD), Julio Borges (PJ) y Omar Barboza (UNT) ocuparon cada uno la presidencia del Poder Legislativo durante un año.

La misma fuente informó que Leopoldo López desde su escondite en la embajada de España se alteró y dijo que no pensaban entregar el poder ficticio a nadie y que son ellos o no es nadie.

Las puñaladas en la ultraderecha cada día son más evidentes mientras se acerca el 5 de diciembre, fecha de caducidad de estos delincuentes que acabaron con la Asamblea Nacional y han robado todos los activos de Venezuela en el exterior, además de los múltiples escándalos de corrupción que los arropa.

Lechuguinos

from Blogger https://ift.tt/3nU9o8u
via IFTTT