En Venezuela continúa hoy el rechazo al informe elaborado por una comisión independiente sobre supuestas violaciones a los derechos humanos en este país.

Desde que se diera a conocer el documento no cesan los pronunciamientos de altos funcionarios del gobierno, mientras en las redes sociales el tema se convirtió en tendencia.

Los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), máxima instancia del Poder Judicial, alertaron la víspera que el principal objetivo de estos promotores del odio no es otro que utilizar los derechos humanos como herramienta política para agredir a la institucionalidad democrática y buscar nuevas y mayores agresiones contra el país.

En un comunicado oficial, el TSJ señala que este informe se apoyó en una írrita resolución que vulnera los principios del derecho internacional, como los de la soberanía, el derecho a la autodeterminación de los pueblos, la no injerencia en los asuntos internos y la integridad territorial.

Por su parte el canciller Jorge Arreaza, calificó de piratas a medios de comunicación que respaldan las mentiras fraudulentas expresadas en el informe mercenario presentado por supuestos expertos de derechos humanos obre Venezuela.

‘Con este tipo de ‘periodismo’ le hacen competencia al fraudulento informe mercenario. Lo que hice fue desmentir esa afirmación hecha en el adefesio y comprobar con ejemplos, que ante cualquier indicio se actúa de inmediato. No sean piratas’ expresó en una publicación en la red social Twitter.

Las declaraciones de Arreaza responden a la publicaciones de la web Efecto Cocuyo, donde se apoyaba el informe y cuestionaban declaraciones ofrecidas al respecto por el Canciller y el fiscal General de la República, Tarek William Saab.

ga/ycv

 

from Blogger https://ift.tt/3kyGSGU
via IFTTT