Por Ricardo Abud

En días pasados motivado aumento salarial leía a un diputado
escribir: “Venezuela es el único país del planeta tierra cuyo Gobierno ha
anunciado una medida de incremento del ingreso mínimo nacional en medio de la
pandemia generada por la Covid-19” el aumento salarial no deja de ser una
ilusión óptica sin precedentes, las matemáticas no fallan “camarada” diputado,
si usted saca la cuenta de la cotización dólar al momento del salario a
doscientos cincuenta mil (250 mil Bs) dará como resultado que devengábamos más
de 3 dólares, hoy con el aumento salarial y la nueva cotización del dólar
pasamos a ganar dos dólares (2$) y un poquito más, en pocas palabras explíqueme
donde está el aumento, más aun cuando acuerdan precios en dólares y los
disfrazan de Petros.
Más adelante publica: “Ahora si aparte de incrementar el
Salario Mínimo Nacional se mantienen los subsidios al 100% (o casi) de educación;
salud; CLAP; electricidad; agua; combustible; vivienda; etc.” Cabe la pregunta
¿Cuál es el verdadero Ingreso Mínimo Nacional? 
La educación,  la salud y la
vivienda Constitucionalmente son un derecho, si se le olvido, se lo recuerdo:
Artículo 82 Toda persona tiene derecho a una vivienda
adecuada, segura, cómoda, higiénicas, con servicios básicos esenciales que
incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y
comunitarias. En su artículo 117 reconoce también el derecho a disfrutar de
bienes y servicios de calidad. Ambas disposiciones, en conjunto con el
principio de no discriminación consagrado en el artículo 21 del mismo texto
constitucional, ha servido como fundamento para reconocer el derecho de toda
persona al acceso al agua potable en forma equitativa y no discriminatoria.
Artículo 83 La salud es un derecho social fundamental,
obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El
Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de
vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios.
Artículo 102 La educación es un derecho humano y un deber
social fundamental, es democrática, gratuita y obligatoria. … El Estado, con
la participación de las familias y la sociedad, promoverá el proceso de
educación ciudadana, de acuerdo con los principios contenidos en esta
Constitución y en la ley.
Usted no puede vulnerar ni cercenar nuestros derechos constitucionales
o en el mejor de los casos utilizarlo para demostrar que con ese conjuntos de
beneficios (que no todos reciben) recibimos un salario digno, no, no es así.
El CLAP no le llega a toda la población objetivo del país,
sin entrar en muchos detalles de los cuales no creo salga muy bien parado. En
cuanto a la Electricidad y la Gasolina, no  son derechos constitucionales pero sería una
buena discusión tocar los temas de la Ley Orgánica del Sector Eléctrico e
Hidrocarburos, sin lugar a dudas deben aumentarse y con ello la calidad del
servicio. Aquí ahora le planteo yo: ¿Cuál es el verdadero Ingreso Mínimo
Nacional?  Haga esa cuenta y publíquela
usted que es quien quiere demostrar su punto.
Después nos ilustraba: “Salario
mínimo es solo una referencia a partir de la cual se puede elevar hasta donde
se desee (si eres patrono) o hasta donde se logre (vía convención colectiva o
contrato individual) Dicho esto: ¿Alguien sabe en qué país del mundo están
aumentando los salarios?”

No quería creer lo que leía, que un diputado revolucionario,
asevere que el patrono de una empresa privada aumente de salario por cuenta
propia, de ser así, los aumentos solo serían para la administración pública, porque
 asumiríamos que los privados serian personas
conscientes  y solidaria con sus
trabajadores. Algo que solo usted cree para el discurso externo.
Pero es más osado cuando escribe sobre los aumentos o materialización
de mejores condiciones económicas a través de las convenciones colectivas. Usted
mejor que nadie sabe que las contrataciones colectivas han desaparecido de la
estructura laboral en Venezuela, no venga con cuentos y ese lenguaje manipulador
a tratar de convivir en paz con dios y con el diablo. Dicho esto: ¿Porque
encubre la verdad del aumento?
Usted como muchos en el alto gobierno deben entender que el
reclamo no es por el aumento salarial, se trata de políticas económicas eficientes
que permitan recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos, se trata de
reglas clara en los procesos de producción, distribución  y comercialización, entendemos que existe un
bloqueo criminal en contra de Venezuela, pero no es menos cierto que hemos
errado en materia económica y pareciera no queremos corregir, sin nombrar la corrupción
y llevar al país a un proceso de dolarización que ha socavado las bases fundamentos
de nuestros derechos constitucionales y de nuestra soberanía, aún hay tiempo
para rectificar. 
NO HAY NADA MÁS
EXCLUYENTE QUE SER POBRE. 

https://ift.tt/3aV3WKZ Ricardo Abud https://ift.tt/3aV3WKZ