Si los senadores republicanos rechazan hoy la presencia de testigos en el juicio político del presidente Donald Trump, irían en contra del deseo de la mayoría de los estadounidenses, según indican varios sondeos.

Esta tarde, después de que siete congresistas demócratas designados como fiscales y el equipo legal del presidente realicen sus argumentos de cierre, los miembros del Senado, quienes se desempeñan como jurados del proceso contra el mandatario, votarán una moción acerca de si permitir o no nuevos testimonios y documentos.

Desde hace semanas los demócratas han demandado a la mayoría republicana en ese órgano legislativo que acceda a llamar a figuras que podrían tener información clave sobre los tratos del gobernante con Ucrania, entre ellas el exasesor de seguridad nacional John Bolton y el jefe interino de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney.

Pero la fuerza roja se niega a dar ese paso, y aunque los senadores republicanos Susan Collins y Mitt Romney ya adelantaron que se pronunciarán hoy a favor de llamar a nuevos testigos, los demócratas necesitarían al menos dos legisladores más de ese partido para lograr una mayoría de 51 votos necesaria para emitir tales citaciones.

De ese modo, se prevé que los miembros de la fuerza roja impedirán continuar el juicio con nuevos testimonios y, en lugar de eso, deben proceder a votar de inmediato para absolver al jefe de Estado, quien enfrenta los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Esas imputaciones están relacionadas con sus llamados a que Ucrania abriera una pesquisa sobre las elecciones norteamericanas de 2016 y otra sobre el exvicemandatario y precandidato presidencial, Joe Biden, con el fin, según los demócratas, de beneficiarse en los comicios de noviembre venidero.

Una encuesta nacional de la Universidad de Quinnipiac difundida esta semana arrojó que el 75 por ciento de los votantes registrados considera que se debería admitir el testimonio de testigos en el juicio político, frente a solo un 20 por ciento que se pronunció en contra de permitirlo.

También en los últimos días un sondeo de la cadena ABC News y del diario The Washington Post mostró que el 66 por ciento de los norteamericanos quiere que la Cámara Alta cite a nuevos testigos, en tanto un 27 por ciento se opuso a dar ese paso.

Este viernes han sido tendencia en Twitter etiquetas como #WeWantWitnessesAndDocuments (Queremos testigos y documentos), para subrayar que la decisión que tomen hoy los senadores del partido del presidente seguramente no estará en sintonía con el interés de la mayor parte de los votantes norteamericanos.

mgt/dsa

https://ift.tt/2SadIl5 Noticias Internacionales https://ift.tt/2SadIl5