Rusia no planea realizar ejercicios militares con Venezuela, declaró en una entrevista con Sputnik el director del Departamento de América Latina del Ministerio de Exteriores de Rusia, Alexandr Schetinin.

“No se habla de ejercicios militares conjuntos”, respondió a la pregunta de si los militares rusos tienen previsto tomar parte en las próximas maniobras venezolanas programadas para febrero.

El diplomático ruso reiteró que “la cooperación técnico-militar con Venezuela se realiza conforme al acuerdo intergubernamental de 2001 y los especialistas militares rusos se encuentran en Venezuela para realizar obras de reparación y mantenimiento de los equipos militares suministrados antes”.

“Para nosotros, el objetivo principal de la cooperación técnico-militar con Venezuela es mantener su capacidad de defensa y capacitar a especialistas nacionales”, subrayó.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el 8 de enero que las Fuerzas Armadas del país efectuarán sus primeros ejercicios militares del año el 15 y 16 de febrero.

Los ejercicios militares venezolanos estarán enfocados en la defensa de las ciudades ante posibles agresiones de Estados Unidos o Colombia, según explicó el presidente Maduro.

El mandatario venezolano recalcó que otro de los objetivos es prepararse para responder a las mafias implicadas en el contrabando de combustible hacia los países vecinos.

“La guerra relámpago” contra Maduro

La oposición radical, dirigida por Washington, fracasó en su intento de formar en Venezuela un centro de poder para contrarrestar al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro, declaró Schetinin.

“Ahora, un año después del inicio de la operación de la oposición radical, dirigida por Washington con el fin de formar en Venezuela un centro de poder alternativo al Gobierno legítimo con el entonces presidente del Parlamento Juan Guaidó a la cabeza, podemos constatar el fracaso de esa guerra relámpago”, dijo.

En opinión del diplomático ruso, “Washington se da cuenta de ese fracaso”, y en este contexto Schetinin constató “cierto cambio de la retórica de la administración de EEUU respecto a Venezuela”.

Al mismo tiempo recordó que en su declaración del 9 de enero el secretario de Estado, Mike Pompeo, confirmó de manera pública que Washington “renuncia al uso de la fuerza y no descarta la posibilidad de negociaciones con el Gobierno de Maduro”.

“Son palabras correctas y sería bueno que se confirmen en la práctica, sin embargo de momento se ve lo contrario: el Comando Sur de EEUU organizó ejercicios conjuntos con las Fuerzas Armadas de Colombia en su territorio”, señaló.

La crisis política de Venezuela se agravó en enero de 2019 cuando el opositor Guaidó se autoproclamó presidente interino del país.

Varios países occidentales liderados por EEUU reconocen a Guaidó; mientras que China, Rusia, Turquía y otros estados continúan respaldando a Nicolás Maduro.

Maduro acusó a Guaidó de coludirse con Estados Unidos para derrocar a su Gobierno con el fin de controlar los vastos recursos naturales de Venezuela.

Sanciones estadounidenses

El Gobierno ruso criticó las sanciones que Estados Unidos impuso al diputado opositor venezolano Luis Parra y a otros legisladores tras la renovación de la cúpula del Parlamento de la que quedó fuera Juan Guaidó.

“Estados Unidos castigó a los parlamentarios opositores al Gobierno venezolano por expresar su voluntad y votar conforme a sus convicciones y no como los radicales y sus patrocinadores de Washington lo consideraban correcto”, dijo Schetinin.

A mediados de enero, la Casa Blanca anunció restricciones contra siete diputados venezolanos de la oposición, entre ellos Luis Parra quien el 5 de enero asumió como presidente del Parlamento en sustitución de Juan Guaidó, cuestionado por presunta corrupción.

Los estadounidenses, indicó Schetinin, tienen su propia “interpretación de democracia”.

El diplomático remarcó que precisamente este comportamiento de Estados Unidos frustró las negociaciones del año pasado entre el Gobierno venezolano y la oposición en el marco del proceso de Oslo y complicó la búsqueda de un compromiso para solucionar la crisis en el país latinoamericano.

“Estamos convencidos de que Venezuela y su pueblo requieren como nunca una solución pacífica, política y negociada del conflicto interno que deben consensuar los propios venezolanos mediante un diálogo inclusivo con el respeto de las leyes del país y las normas internacionales”, puntualizó.

La comunidad internacional, subrayó Schetinin, debe apoyar precisamente este tipo de solución.

El diplomático volvió a arremeter contra las restricciones de Washington a los venezolanos.

“La política de sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y sus ciudadanos superó todos los límites concebibles de lo contraproducente y lo inhumano”, enfatizó Schetinin.
Rusia, remarcó, rechaza “las sanciones unilaterales ilegítimas” contra Estados soberanos.

“Las restricciones impuestas sin la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU contradicen la Carta de esta organización internacional y obstaculizan el desarrollo democrático de los países”, apostilló.

El envío de insulina a Venezuela

Rusia prevé enviar este año a Venezuela más de cinco millones de unidades de insulina.

“En 2020 está previsto transportar a Venezuela más de cinco millones de dosis de insulina lo que abastecerá a más de 400.000 pacientes venezolanos que sufren diabetes”, dijo Alexandr Schetinin.

Subrayó que Rusia “concede una gran importancia a los proyectos conjuntos humanitarios” con Venezuela.

“Otro ejemplo es el suministro de vacunas contra la gripe. En septiembre pasado en las negociaciones de [los presidentes de Rusia y Venezuela, Vladímir] Putin y [Nicolás] Maduro se acordó trasladar a Caracas 1,5 millones de dosis de vacuna hasta finales de 2019”, recordó.

El diplomático ruso señaló que las vacunas contra este virus fueron entregadas el 30 de diciembre.

“Entre 2020 y 2022 está previsto suministrar tres millones de unidades anualmente”, indicó.

Venezuela viene denunciando desde hace tiempo que el bloqueo económico de Estados Unidos le impide la compra de medicamentos.

Reestructuración de la deuda venezolana

El Gobierno ruso desestimó posibles planes para negociar una reestructuración de la deuda venezolana.

“No tenemos planes para una reestructuración de la deuda de Venezuela”, dijo el responsable del Ministerio de Exteriores de Rusia.

El diplomático indicó que Venezuela cumple con el calendario establecido de los pagos por el crédito otorgado en 2011.

“Todos los desembolsos se realizan oportunamente”, confirmó.

En diciembre de 2011, Rusia concedió un crédito de 4.000 millones de dólares a Venezuela para financiar la compra de equipos industriales.

Según el viceministro ruso de Finanzas Serguéi Storchak el país sudamericano debe desembolsar dos tramos anuales en marzo y en septiembre.

Observadores en las elecciones en Bolivia

Las autoridades de Rusia aún no han recibido invitación para observar las elecciones generales en Bolivia, declaró a Sputnik el diplomático ruso.

“Para la fecha no hemos recibido invitación para que observadores rusos asisten a las elecciones en Bolivia”, dijo.

Bolivia está envuelta en una crisis política desde el pasado 10 de noviembre, cuando Evo Morales renunció a su cargo, presionado por la cúpula de las Fuerzas Armadas y la policía y luego de varias semanas de protestas de grupos de la oposición por un presunto fraude electoral en los comicios del 20 de octubre.

Tras la renuncia de Morales y buena parte de la cúpula dirigente, incluido el vicepresidente Álvaro García Linera y la titular del Senado Adriana Salvatierra, la segunda vicepresidenta de la Cámara de Senadores, Jeanine Añez Chávez, reclamó que le corresponde a ella asumir provisionalmente la presidencia de Bolivia para convocar nuevas elecciones.

Áñez anunció la semana pasada que se presentará como candidata en las elecciones generales del 3 de mayo, a la cabeza de un frente en el que el socio mayor es su partido derechista Demócratas.

Con la postulación de la presidenta parecía confirmarse la dispersión electoral de los partidos conservadores contrarios al Movimiento Al Socialismo (MAS) de Morales, que tras superar un conflicto interno ratificó esta semana a su exministro de Economía, Luis Arce, como candidato presidencial y al excanciller indígena David Choquehuanca para la vicepresidencia.

Sputnik

https://ift.tt/36ERrBd Venezuela en el Mundo https://ift.tt/36ERrBd