El descontento popular, la inapetencia política y la migración refuerzan hoy la crisis social en Honduras, así lo confirman los datos revelados por la encuesta de opinión CID-Gallup.

Alrededor de mil 600 personas participaron de la pesquisa y la mayoría considera que el país va mal enrumbado, principalmente en lo económico con problemas de desempleo, inseguridad y falta de dinero en los hogares hondureños.

Según CID-Gallup, aquellos ciudadanos con menos años de estudios formales y los de más edad manifiestan la mayor probabilidad de percibir que la situación financiera de sus familias está peor en la actualidad.

En este sentido, la inmigración es una vía de escape para el pueblo de Honduras y datos oficiales expresan que el regreso no es opción para los cerca de dos mil 500 miembros de la caravana que busca acceder a territorio de Estados Unidos.

Pese a las restricciones de la Guardia Nacional Mexicana, solo unos pocos de los cuatro mil inmigrantes decidieron retornar a Honduras y poco más de la cuarta parte aceptó registrarse ante la promesa de contar con un trabajo ofrecido por el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

En el escenario político, la firma CID-Gallup informa que el 42 por ciento de la población no tiene preferencia por ningún partido político y el 55 por ciento de los nacionales desaprueba la gestión del presidente, Juan Orlando Hernández.

jcm/yma

https://ift.tt/38wIQlm América Latina y Centroamérica https://ift.tt/38wIQlm