La muerte del general iraní Qassem Soleimani marca el comienzo de una nueva era en Medio Oriente, anunció hoy el secretario general de Hizbulah, Hassan Nasrallah.

Durante un discurso televisado, Nasrallah rindió tributo a Soleimani, al subcomandante de las Unidades de Movilización Popular, Abu Mahdi al-Mohandes, y a otros combatientes, asesinados en una operación realizada por Estados Unidos en Bagdad, la capital iraquí.

Esos crímenes, apuntó, dieron inicio a una guerra de nuevo tipo en la región.

Nasrallah describió el ataque de abierto y descarado y cuya responsabilidad recae en el presidente estadounidense, Donald Trump, quien dio la orden de ejecutarlo.

‘Todos los intentos anteriores para matar a Soleimani fallaron, por eso lo hicieron de esa manera’, dijo el jefe de la Resistencia.

Este domingo, el parlamento de Iraq votaba por una ley para expulsar del país árabe a poco más de cinco mil militares estadounidenses.

Según Nasrallah, si esa legislación no avanza, los combatientes de la resistencia iraquí se encargarán de sacar a todos los soldados extranjeros.

Si ese tipo de atentado (en el que murieron Soleimani y al-Mohandes) queda sin castigo, aseveró, Medio Oriente estará expuesto a futuras violaciones de Estados Unidos e Israel.

rgh/arc

https://ift.tt/2sFwhoE Noticias Internacionales https://ift.tt/2sFwhoE