Elliott Abrams, enviado gringo para los asuntos de Venezuela, se volvió un pastel, cuando fue consultado sobre el fin del “mandato” del autoproclamado.

Haciendo gala de su avanzada edad y de su demencia senil, Elliott Abrams, quedó en ridículo, luego que en una conferencia de prensa fuera interpelado sobre el fin del “mandato” de su protegido, el autoproclamado Juan Guaidó.

https://www.instagram.com/p/BvLAFWCBgQp

Ante la interrogante el viejito se volvió un ocho y hasta reconoció que el presidente de Venezuela es Nicolás Maduro y en una retórica chimba, trató de enmendar el capote.

En una cantinflada dijo que Washington considera que el payaso de Juan Guaidó “es presidente interino” del país suramericano, pero el mandatario Nicolás Maduro “sigue ejerciendo el poder”.

Afirmó que están a la espera de la transición para que sean convocadas elecciones presidenciales en Venezuela, y señaló que “la Asamblea Nacional es el único ente legítimamente electo que queda” en Caracas y al parecer, a su juicio eso le da una patente de corso, para que pisoteen la Constitución Nacional.

“Los 30 días empiezan cuando Maduro abandone el poder”, aseguró Elliott Abrams, en referencia al lapso para convocar comicios en Venezuela, en vista de que Washington avaló la autoproclamación del payaso Juan Guaidó como “presidente encargado” de la Nación el pasado 23 de enero y, según el artículo 233 de la Constitución, no podía permanecer en el cargo más de un mes sin llamar a elecciones.

 Redacción Lechuguinos

via Blogger https://ift.tt/2uh0ibu