Más de 50 horas sin luz, incertidumbre, rabia, temor. Eso causó el apagón del pasado 7 de marzo, que dejó sin servicio eléctrico a más del 90% del territorio nacional.

De acuerdo con las investigaciones preliminares, las autoridades del Gobierno Bolivariano comenzaron a dar con la causa: un ataque electrónico, dirigido desde Estados Unidos, con apoyo de la derecha venezolana.

De acuerdo con un trabajo de investigación publicado por Misión Verdad, pensar la guerra y el derecho hace caer en ciertas trampas. “Por ejemplo, creer que la guerra está prohibida y que todas las maneras de hacer daño o las razones para herir o matar también. La realidad es muy distinta, en especial cuando nos alejamos de las declaraciones principales y llegamos a los acuerdos, a las resoluciones o a los ejemplos históricos puntuales donde conseguiremos que existen guerras legales y que, a veces, toda la estructura para la paz se desnuda simplemente como un aparataje para mantener un sistema de dominación mundial, unipolar y acorde a los intereses de un puñado de señores”.

Lo que ocurre en Venezuela es similar a otras aventuras intervencionistas de los Estados Unidos en tiempo presente. Siendo obligatorio mencionar el caso de Libia, donde se creó una gran trama mediática que dibujó un ogro y cuyo asesinato no fue la muerte de un hombre sino la ruina de un pueblo.

Pero, ¿qué pasó jurídicamente? ¿Cómo se justifican estas guerras? ¿Qué estrategias se usan? Antes de responder, tengamos en cuenta que el espacio internacional no es una estructura neutra que trabaja por el bien de la humanidad.

Por el contrario, son unidades donde se acumulan políticos nacionales y personajes que vienen de las industrias más influyentes de nuestros tiempos que determinan hacia qué lado se mueven. Oscilando así, entre posturas antagónicas, como aquellas que determinan la necesidad de aplicar la “Responsabilidad de Proteger” (R2P) para invadir antes que un país los ataques o incluso que viole el derecho nacional o internacional, y la completa indiferencia, como ocurre en el caso de Palestina o el genocidio en Yemen.

Para destruir un país jurídicamente, en el marco actual del derecho, el primer paso es convencer a la opinión pública internacional de que ese pueblo tiene un gobierno que ha cometido un crimen atroz o una serie de crímenes atroces. El segundo es generar elementos que hagan presumir que los responsables son personas que forman parte del Gobierno; y, el tercero, es trabajar profundamente la percepción de las personas para que se convenzan los unos que son los otros los que le están causando un gran daño o quieren hacérselo.

Esto es lo que señalaba para la cadena de telesivión rusa RT, Thierry Meyssan, describiendo que la estrategia de Estados Unidos en Venezuela era darle poder a la oposición, hasta que estuviesen en condiciones de generar una guerra civil al tiempo que se desdibujan las responsabilidades sobre los hechos, haciendo que la gente se sienta en una “pelea de perros”.

Esto se complementa con lo que ocurre en el exterior. Lo que Serge Halimi analizaba en el caso de la guerra de Kosovo señalando que los medios generaron antes de la invasión, en Europa, una saturación sobre el tema y una retórica donde intentar cuestionar el relato fue castigado porque la versión que se difundió de lo que ocurría era tan atroz que la guerra parecía un mal menor.

Caso Blackout en Venezuela

El apagón ocurrido en Venezuela desde el 7 de marzo de 2019 es el acto de interrupción de un servicio público que ha afectado el mayor número de habitantes, en un radio mayor y por más tiempo durante la Revolución.

Podemos tener una descripción del suceso, pretendidamente neutra, que nos sirva para tipificar la acción. Así tendremos que en Venezuela ha ocurrido una interrupción del servicio eléctrico que es un elemento indispensable para la vida, la salud y el goce de los derechos económicos, sociales y culturales de la población.

Un hecho fácilmente encuadrable en uno de los supuestos contenidos en el Estatuto de Roma como un crimen de lesa humanidad. Pues han de recibir este nombre “los otros actos inhumanos… que causen intencionadamente grandes sufrimientos o atenten contra la integridad física o la salud mental o física”.

¿Quién cometió el crimen?

El vocablo crimen se utiliza para definir entre todos los delitos, aquellos que se consideran más graves y las acciones más reprochables, aunque jurídicamente no consigamos que esto sea un concepto distinto al de delito, por lo que se trata de actos que pueden ser acciones u omisiones, tipificadas por la ley, antijurídicas y culpables.

Y sí. Es un crimen de lesa humanidad que factores internacionales y nacionales atenten contra la vida de venezolanos y venezolanas cortando el servicio eléctrico, fundamental para los hospitales, para la vida diaria, para conservar los alimentos, para la vida misma.

Este acto cruel, que además ha servido para despertar diversas miserias humanas, como saqueos, cobro por llamadas, y hasta por una botella de agua en dólares, debe ser penalizado con todo el peso, con toda la fuerza de la ley. Los responsables deben pagar sin piedad alguna.

El exsecretario del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Alfred-Maurice de Zayas, denunció que la crisis en Venezuela es una situación provocada de forma “completamente artificial” por EEUU

“Es una situación completamente artificial, no solo es ilegal pero es artificial, Estados Unidos entonces no solo está causando este caos se quiere presentar como buen samaritano”, expresó en la entrevista publicada este martes por Rusia Today.

Recordó que cuatro semanas antes del golpe de Estado contra el mandatario socialista chileno Salvador Allende, “hubo precisamente un apagón”. “Salvador Allende estaba en el medio de un discurso cuando eso ocurrió, y evidentemente detrás del apagón estaba el sabotaje”.

En ese sentido, el experto explicó que la idea detrás de este tipo de actos es causar “zozobra, confusión y caos”.

Subrayó que el “asedio” contra Allende no comenzó en 1973, sino en 1970 cuando el entonces presidente de EEUU, Richard Nixon, habló con su secretario de Estado, Henry Kissinger, diciéndole “que no iba a tolerar un sistema económico y social alternativo al capitalismo”.

El analista, designado por Naciones Unidas para la promoción de un orden internacional democrático e igualitario (2012-2018), hace hincapié en que esta estrategia estadounidense “no solo es ilegal y no solo viola el derecho internacional consuetudinario”, sino que conlleva la muerte.

De Zayas: Crisis es provocada de forma “completamente artificial” por EEUU

El exsecretario del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Alfred-Maurice de Zayas, denunció que la crisis en Venezuela es una situación provocada de forma “completamente artificial” por EEUU

“Es una situación completamente artificial, no solo es ilegal pero es artificial, Estados Unidos entonces no solo está causando este caos se quiere presentar como buen samaritano”, expresó en la entrevista publicada este martes por Rusia Today.

Recordó que cuatro semanas antes del golpe de Estado contra el mandatario socialista chileno Salvador Allende, “hubo precisamente un apagón”. “Salvador Allende estaba en el medio de un discurso cuando eso ocurrió, y evidentemente detrás del apagón estaba el sabotaje”.

En ese sentido, el experto explicó que la idea detrás de este tipo de actos es causar “zozobra, confusión y caos”.

Subrayó que el “asedio” contra Allende no comenzó en 1973, sino en 1970 cuando el entonces presidente de EEUU, Richard Nixon, habló con su secretario de Estado, Henry Kissinger, diciéndole “que no iba a tolerar un sistema económico y social alternativo al capitalismo”.

El analista, designado por Naciones Unidas para la promoción de un orden internacional democrático e igualitario (2012-2018), hace hincapié en que esta estrategia estadounidense “no solo es ilegal y no solo viola el derecho internacional consuetudinario”, sino que conlleva la muerte.

Movimientos sociales de Dominicana se solidarizan con Venezuela ante arremetida imperial


Durante un encuentro con el embajador de Venezuela en República Dominicana, Alí Uzcátegui, diversos movimientos sociales de la isla expresaron su solidaridad al pueblo y a la Revolución Bolivariana ante la nueva arremetida del Gobierno de Estados Unidos.

El viceministro de Educación de Dominicana, Luis de León, expresó que el mundo entero está de pie en este momento histórico de América Latina y el Caribe.

Por su parte, la dirigente revolucionaria del movimiento Agenda Solidaridad, Maribel Núñez, indicó que el presidente Nicolás Maduro ha sido muy inteligente al enfrentar con valentía los ataques del Gobierno de Estados Unidos.

Núñez recordó que estuvo en Caracas y conoció al pueblo venezolano. “Los gringos no saben la determinación que tiene el pueblo venezolano, ellos no saben con quién se están metiendo”, señaló la dirigente dominicana.

Por su parte, la dirigente revolucionaria Socorro Monegro expresó en el encuentro: “Tenemos que seguir creando conciencia en los ciudadanos dominicanos para defender al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela”.

Señaló que agredir a Venezuela, es agredir a toda la región, al Caribe y a todos los pueblos del sur.

T/ Nancy Mastronardi-Misión Verdad
F/ Cortesía

Caracas

via Blogger https://ift.tt/2Jb9Hvx