La cancillería venezolana denunció hoy la campaña internacional para derrocar al Gobierno nacional comandada por Estados Unidos junto a un grupo de países subordinados, contra la autodeterminación del país sudamericano.

‘El pasado 23 de febrero, en una acción propagandística sin precedentes, la administración de (Donald) Trump intentó forzar ilegalmente en territorio venezolano algunos cargamentos con presunta ayuda sin el consentimiento de las autoridades de Venezuela, con el objetivo de generar caos’, denunció el ente a través en un comunicado oficial.

De acuerdo con el texto, esta operación de falsa bandera fue registrada por múltiples medios de comunicación a la vez que rechazada por la Organización de Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional.

El fin era facilitar una intervención militar extranjera desde países vecinos, como parte del intento de golpe de Estado promovido desde Washington contra las autoridades legítimas de la República Bolivariana, subraya el comunicado.

‘Una vez más, el régimen estadounidense fracasó estrepitosamente en su empeño por activar un plan militar intervencionista, a pesar de los continuos ataques emprendidos desde territorio colombiano contra los efectivos de seguridad venezolana’, enfatiza.

Asimismo, el documento rechaza la actuación del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y los miembros del autodenominado Grupo de Lima, que anunciaron la adopción de nuevas medidas coercitivas unilaterales contra las autoridades de Caracas.

Esta alianza intenta girar órdenes para que otros países se sumen al grosero método de robo que Washington ya ha puesto en práctica contra los activos de la nación, incluidas las propiedades de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), cuyo valor se estima en 30 mil millones de dólares.

En ese sentido, el texto hace un llamado a la comunidad internacional para cerrar filas en la defensa de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, pues su violación pone en peligro la paz y seguridad internacional.

Venezuela es irrevocablemente libre e independiente y exige respeto a su soberanía, autodeterminación e integridad, concluye el texto.

agp/ebr/cvl

via Blogger https://ift.tt/2GNH4m2