Un dictamen sobre la creación de la Guardia Nacional mexicana fue aprobado por una comisión del Senado y pasará el jueves al pleno aunque hoy sigue trabajando una mesa de negociación.

La oposición integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), Revolucionario Democrático (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) abandonó la reunión de las comisiones que dictaminaban la minuta para la creación de la Guardia Nacional, cuando los senadores de Morena y sus aliados usaron su mayoría y lo aprobaron.

El descontento de la oposición comenzó luego de que el coordinador de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, pidiera a los morenistas que se declarara a las comisiones en sesión permanente, para continuar con las negociaciones, antes de aprobar el dictamen definitivo, con lo cual se podría estancar el debate.

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Eduardo Ramírez, se mantuvo en la postura de continuar con el proceso de aprobar un dictamen que no es definitivo pues se le pueden hacer cambios en el pleno del próximo jueves.

‘Estamos siguiendo solamente el trámite legislativo, evidentemente la propuesta de dictamen que circuló no será el dictamen que se va a discutir en el Pleno’, dijo Ramírez, senador por Morena, ante la protesta de los adversarios.

Previamente, el líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, había revelado que existía una mesa de acuerdos paralela a las comisiones, donde los senadores se encontraban construyendo el dictamen definitivo, en la que participaban también funcionarios del gobierno federal, pero al parecer se mantuvieron las desavenencias.

Ante la negativa de los de Morena, los senadores del PRI, PAN, PRD y MC abandonaron la sesión argumentando que se trataba de una simulación en la que no participarían.

Morena y su aliado, el Partido del Trabajo, una vez que la oposición se levantó de la mesa de discusión aprobó por mayoría la minuta enviada por los diputados, que ya incluye un artículo transitorio solicitado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ese artículo plantea una participación en el mando del Ejército, la Marina y la Policía hasta tanto se consolide la Guardia Nacional en un tiempo que puede durar hasta cinco años, por eso se le denomina transitorio, es decir, no es permanente.

Sin embargo, de acuerdo con Ramírez, ya se incluyó en la redacción del dictamen que se construye en la Junta de Coordinación Política el mando civil a partir de una coordinación y no una junta de comandantes, así como la temporalidad de cinco años para que toda la guardia quede conformada por civiles.

La decisión sacó chispas entre los opositores a quienes se les negó la solicitud para trabajar en sesión permanente en las comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos.

‘No le veo caso votar un dictamen que usted mismo reconoce que no es el que se va a llevar a pleno y que, para efectos prácticos, no tendría ningún valor más que el haber sido aprobado, pero después ser sustituido’, argumentó la priista Claudia Ruiz Massieu.

La cuestión radica en que tras la aprobación del dictamen, la única ruta posible que queda para hacerle cambios es a través de reservas que se desahogarán en el Pleno.

No obstante, aunque la oposición abandonó las comisiones, siguieron en la mesa de negociación paralela, donde se están construyendo los acuerdos para aprobar la creación de la Guardia Nacional, y la cual continuará trabajando este martes.

agp/lma/cvl

via Blogger http://bit.ly/2GPvgyQ