Con las llamas avanzando inexorablemente en varias regiones del país, Chile cierra hoy una semana en la cual los incendios forestales calcinaron más de 51 mil hectáreas de bosques, entre otros daños.

Al hacer público el más reciente balance sobre los siniestros, el director de la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del interior (Onemi), Ricardo Toro, recordó también que hasta ahora son tres los fallecidos a consecuencia de los fuegos y se reportan más de 40 viviendas destruidas y casi un centenar de damnificados.

Añadió que hasta la noche del viernes los focos activos más complejos se registraban en las comunas (municipios) de Parral, en la región del Maule; en Chillán, capital de la región del Ñuble, y Nacimiento en el Biobío, mientras que en La Araucanía se activaron varios incendios a lo largo de esa jornada.

Según el último parte de la Onemi, existían 115 incendios forestales a nivel nacional, de ellos 40 activos, 48 bajo control y 27 extinguidos.

La situación puede complicarse en lo que resta del fin de semana, pues está vigente en las sureñas regiones de La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Ñüble y Biobío una Alerta Meteorológica por altas temperaturas, que son un factor esencial para la proliferación de los incendios, explicó Toro.

Para combatir las emergencias se cuenta con todas las aeronaves de que dispone la Corporación Nacional Forestal, además del apoyo técnico de empresas forestales y el Ejército, mientras que miles de bomberos, militares y voluntarios luchan contra las llamas en numerosas comunas.

En apoyo a esas fuerzas labora también ininterrumpidamente un gigantesco avión DC Ten Tanker, llegado desde Estados Unidos, capaz de cargar toneladas de agua para verterla sobre los incendios que ofrecen mayor peligro.

mv/rc

via Blogger http://bit.ly/2STrPxz