Mientras desatiende los graves problemas ocasionados hace casi 17 meses por el huracán María, el gobierno de Ricardo Rosselló Nevares mantiene hoy sumido a Puerto Rico »en una vergüenza internacional de proporciones insospechadas».


El planteamiento de la presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS), María de Lourdes Guzmán, surge al rechazar que el paso de los días ‘deje en el olvido el ridículo comportamiento’ de la administración actual, a través del activismo golpista de su secretario de Estado, Luis Rivera Marín, contra el gobierno constitucional de Nicolás Maduro, en Venezuela.

‘Mientras hay miles de compatriotas en casas sin techo después de despilfarrarse millones de dólares en el programa Tu Hogar Renace, que dicen está bajo investigación de las autoridades federales, el pasado jueves el gobierno de Puerto Rico quiso proyectarse como el más audaz al anunciar Rivera Marín a la CNN en español que el primer avión con ayuda humanitaria había aterrizado en suelo venezolano’, recordó la dirigente.

Recordó que al día siguiente, ante el ridículo internacional y las burlas generadas en las redes sociales, Rivera Marín quiso despachar el asunto como que fue mal interpretado.

Guzmán lamentó que, en sus ansias de complacer al gobierno de Donald J. Trump, el gobernador Rosselló Nevares y su lugarteniente Rivera Marín someten al pueblo puertorriqueño al ridículo internacional, además de querer una guerra civil en Venezuela, tal como ha admitido el diputado Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado.

‘Con toda su pantomima, Rivera Marín se convirtió en el hazmerreír del país, al ser sorprendido en el engaño que tuvo repercusión internacional’, dijo Guzmán en declaraciones enviadas a Prensa Latina en San Juan.

La presidenta del MUS destacó que las redes sociales y los medios de comunicación resaltaron como ‘trending topic’, la farsa montada por Rivera Marín quien, a la sazón, actuaba como gobernador internado, ya que Rosselló Nevares estaba de viaje por la capital de Estados Unidos.

‘Como funcionario público que se expresó a nombre de nuestro pueblo, no solo nos proyectó como un país injerencista en los asuntos internos de Venezuela, sino que nos sumió en una vergüenza de proporciones insospechadas’, ratificó la dirigente soberanista puertorriqueña.

mem/nrm

via Blogger http://bit.ly/2N0gaYd