El 4 de febrero de 1992 la Operación Zamora liderada por los comandantes Hugo Chávez, Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta Hernández y Jesús Miguel Ortíz Contreras marcó su fin con el histórico “por ahora los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad Capital”, pronunciado por Chávez, el mismo que terminó convirtiéndose en la esperanza de un pueblo.

Ese día, la unión cívico militar tuvo un gran protagonismo. Grupos civiles de diversas organizaciones de izquierda se unieron a la fuerza militar que había decidido combatir las medidas neoliberales y explotadoras del gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Desde entonces, el trabajo mancomunado de ambas fuerzas en defensa del país ha sido impulsado con mayor ímpetu, naciendo, como muestra de ello, la Milicia Nacional Bolivariana en el año 2008, tras la publicación del Decreto de Rango, Valor y Fuerza, de Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

“Hay que terminar con el viejo modelo de los Batallones de Reserva. La Milicia debe ser el pueblo en armas y eso es una misión absolutamente revolucionaria”, expresó el Comandante Hugo Chávez sobre el cuerpo miliciano en el Aló Presidente número 335 del año 2009.

Los jóvenes, los estudiantes, los maestros, los campesinos, los pescadores, las comunidades indígenas, el pueblo representado desde cada ángulo comenzó a organizarse en una Milicia, haciendo vida activa en los procesos de desarrollo económico, productivo y social del país.

De acuerdo al Artículo 46 de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, este componente tiene el fin de establecer vínculos permanentes entre la FANB y el pueblo venezolano.

El texto legal precisa que el cuerpo castrense debe contribuir con el Comando Estratégico Operacional en la elaboración y ejecución de los planes de defensa integral de la nación y movilización nacional, además de participar y contribuir en el desarrollo de la tecnología e industria militar, sin más limitaciones que las previstas en la Constitución de la República.

Además, otra de sus competencias es procesar y difundir información, consolidándose en consejos comunales, instituciones del sector público y privado, para la elaboración de planes, programas y proyectos de desarrollo integral de la nación, siendo este cuerpo compuesto por miles de venezolanas y venezolanos el acompañamiento del Gobierno Bolivariano en la construcción de nuevos modelos de gestión popular.

Desde su nacimiento, el cuerpo ha agrupado a más de un millón 600 mil milicianos, afirmó el pasado 17 de diciembre el Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Nicolás Maduro Moros.

Durante esa oportunidad, el Presidente de la República expresó que llevar a la milicia a todo el territorio nacional fue una tarea legada del comandante Chávez para defender la soberanía y la independencia del país de “traidores que venden su alma por un puñado de sucios dólares”.

“¡No podrán con nosotros imperialistas, oligarcas ni traidores, aquí va a triunfar el pueblo!”, expresó el mandatario nacional desde el Paseo Los Próceres, en un acto conmemorativo de los 188 de la partida física del libertador Simón Bolívar.

Foto: Prensa Miraflores

via Blogger http://bit.ly/2t6fDeh