El gobierno boliviano benefició a más de 46 mil 300 familias con créditos para viviendas durante los últimos tres años, informó el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros.
La emisión de los préstamos significó un desembolso superior a los dos mil millones de dólares.
El 51 por ciento de ese monto fue destinado a la compra de casas, el 19,3 a departamentos y el resto a la adquisición de terrenos y la reparación de inmuebles.
El 21 de agosto de 2013 el presidente Evo Morales promulgó la Ley de Servicios Financieros que, entre otros cambios, autorizó al Estado a regular las tasas de interés para créditos productivos y de vivienda.
Uno de los objetivos del Gobierno es reducir el déficit habitacional en el país.
Con ese propósito, durante la gestión de Evo Morales fueron entregadas 111 mil viviendas sociales a familias de escasos recursos.
Hasta el 2020 se prevé construir otras 100 mil más para garantizar a los bolivianos una vida digna.
tgj/car