Gremios de docentes paraguayos esperan para hoy una respuesta de las autoridades que satisfaga su demanda de aumento salarial, de lo contrario irán a una huelga de al menos dos días.
El bloque sindical de educadores emplazó al Ejecutivo a que presente su contrapropuesta de reajuste de sueldos para 2018 y así desactivar el anunciado paro, previsto para los días 24 y 25.
Reuniones de sus dirigentes con los titulares de las carteras de Educación y Ciencias y de Hacienda resultaron infructuosas, pues ante la exigencia de un alza de 32 por ciento para todos los profesores su contraparte les aceptó ocho por ciento solo para una parte.
Los sindicalistas llegaron a acceder por la mitad de su reclamo, para lo restante llevarlo posteriormente a discusión en el Congreso Nacional.
Según el secretario general de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay-Auténtica, Gabriel Espínola, están en desacuerdo con que el aumento sea segmentado y discriminatorio, como opinó es el ofrecimiento original de las autoridades.
Por ello, les exigen una contrapropuesta sustentable y sostenible para todos los trabajadores de la educación, para que la totalidad acceda al salario básico profesional aunque sea en un proceso por etapas.
Sostienen entonces el llamado a la huelga para esos dos días, aunque la pudieran extender, la cual pueden cancelar solo si el gobierno les concede por lo menos el 16 por ciento de incremento para 2018.
Por su parte, el secretario general de la Federación de Educadores del Paraguay, Silvio Piris, aseguró que menos de 16 por ciento, y si no es para todos, no lo van a aceptar y realizarán el paro.
De acuerdo con cifras oficiales, en el país están incorporados al sistema de enseñanza 76 mil docentes pero alza de sueldos propuesto por el Ejecutivo abarcaría solo a los de mayor antigüedad, estimados en 25 mil.
tgj/jf