El gobierno nacional concedió la prisión domiciliaria a la activista, en tardío y parcial cumplimiento de la medida cautelar concedida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
El Gobierno nacional de Argentina concedió prisión domiciliaria a la dirigente de la Tupac  Amaru, Milagro Sala, a una vivienda en la localidad argentina de El Carmen. 
A pesar que ya se había cumplido el plaso dado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el juez Gaston Mercau dictó este miércoles la orden a favor de Sala.
Tras dos semanas de trámites, la defensa de Milagro presentará un documento para realizar el traslado este miércoles dada la grave situación que vive la diputada del Parlasur en el penal de Alto Sufridero.