Policía paraguaya en controles preventivos ante campesinos


Asunción, 7 ago. Ante un recrudecimiento hoy de las manifestaciones de miles de campesinos paraguayos en esta capital por sus reclamos, el mando de la Policía Nacional (PN) anunció que continuará realizando controles preventivos.
La Comandancia de la PN emitió un comunicado en el cual asegura que sus agentes no portarán armas de fuego en sus acciones por evitar hechos que atenten o quebranten el orden público y el derecho de terceros.
El personal policial asignado al servicio ‘mantendrá la observancia irrestricta al cumplimiento de los derechos humanos y conforme a la dignidad de las personas’, señala el texto.
Además, agrega, las instituciones del Estado responsables de la seguridad y bienestar de la población seguirán actuando según la planificación prevista para mantener el control preventivo de las actividades, sobre todo junto con el Ministerio Público.
La institución mantendrá sus operaciones hasta el retiro de los campesinos de las calles en el tiempo previsto y no permitirá la llegada de ellos hasta el Palacio de Gobierno o la residencia presidencial de Mburuvicha Róga (Casa del Jefe, en guaraní).
Los labriegos, convocados por la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI), permanecen hace cuatro semanas acampados en Asunción durante las cuales realizaron marchas casi diarias por el Microcentro capitalino.
Ellos buscaban la aprobación de dos proyectos de leyes en su beneficio: el subsidio a sus deudas vencidas y la declaratoria de emergencia nacional para la agricultura familiar.
Ambos recibieron el visto bueno de las dos cámaras del Congreso, pero el viernes pasado, y después de haber afirmado que no las obstaculizaría, el presidente Horacio Cartes informó su decisión de vetar el primero de ellos y no se pronunció sobre el segundo.
La inmediata reacción de la CNI fue llamar a todo el pueblo a sumarse a la medida y aumentar la presión como nunca antes a favor de sus propuestas, las cuales pueden ser promulgadas si senadores y diputados rechazan la objeción presidencial.
Este lunes la mesa directiva de la Cámara alta, a la cual Cartes derivó el documento vetado, decidirá si convoca a una sesión extraordinaria para aceptar o impugnar dicho veto.
La norma entrará en vigor si en el Senado se logran 23 votos (de 45 integrantes) contrarios a la objeción presidencial y 41 (de 80) en la Cámara de Diputados, pero de no ser así al menos en una de las dos instancias prevalecería la traba del jefe del Ejecutivo.
Hasta la fecha no se produjeron hechos graves de enfrentamiento entre campesinos y policías, pero sí algunas escaramuzas con la población molesta por el bloqueo de las vías y la negativa de los protestantes a abrirlas mientras realizan sus marchas.
Incluso en ocasiones algunos movilizados prendieron fuego a desechos en medio de las calles para evitar el paso, pero la dirigencia de la CNI se disculpó por ello.
tgj/jf/agf
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s