Beirut, 7 ago. El Ejército desalojó a fuerzas del Estado Islámico (EI) del valle de la Bekaa, en el oriente libanés, según reporta hoy la Agencia Nacional de Noticias, de El Líbano.

Los informes dan cuenta que los militares libaneses bombardearon con éxito posiciones del EI o Daesh, acrónimo en árabe de Estado Islámico, en la región de Ras Baalbeck, limítrofe con Siria.

También que ocuparon un puesto fronterizo cercano a la ciudad de Arsal, 124 kilómetros al noreste de esta capital.

Otros despachos notifican que las unidades del Ejército recuperaron el control de la colina estratégica de Daleel al-Aqraa, en Ras Baalbeck.

Las fuerzas libanesas concentraron sus ataques contra los puestos fronterizos de los terroristas como preparación para lanzar una operación destinada a limpiar de extremistas la región fronteriza con Siria, adelantan las informaciones.

Los extremistas ocuparon partes de El Líbano con incursiones desde la vecina Siria, país que vive desde 2011 un conflicto armado.

Con anterioridad, el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hizbulah) anunció su victoria en Arsal y sus alrededores y en los montes Al-Qalamun, Siria, contra el antiguo Frente Al-Nusra, ahora Frente de Liberación del Levante.

agp/arc