Un nuevo orden geoeconómico aparece en América Latina


Alfredo Serrano Mancilla, doctor en Economía y director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), analizó los posibles caminos que seguirán los países latinoamericanos en los próximos años en términos geoeconómicos.
En un artículo para la revista de política internacional Le Monde Diplomatique, el experto consideró que América Latina no es ajena al proceso de desarrollo geoeconómico observado en el mundo como un todo y destacó los principales fenómenos de la geoeconomía actual de la región.
Las empresas transnacionales latinas
Mancilla destacó que actualmente, “un acelerado proceso de fusión y absorción empresarial”, donde las grandes compañías incorporan los pequeños negocios, está en curso en la región. Las empresas multilatinas se han consolidado económicamente e impulsan el “intercambio regional”.
La llegada de empresas extranjeras
El economista subrayó que muchas empresas medianas de origen europeo o estadounidense han llegado a América Latina para compensar la “crisis de demanda interna” observada en sus países y “garantizar un plan de negocios sostenible a nivel global”. Tal medida afecta a las producciones nacionales de las economías latinoamericanas, apuntó Mancilla.
La debilitación del proyecto común latinoamericano
El experto consideró que la integración económica regional está bajo amenaza debido a la “balcanización” observada actualmente en América Latina. “Se impone un ‘sálvese quien pueda’ a medida que las cosas se ponen muy complicadas”, destaca el autor agregando que cada vez hay menos homogeneidad.
La intensificación en la cooperación con Asia
Según Mancilla, “la salida asiática es cada vez más deseada”. Muchos países latinoamericanos han dado gran importancia al desarrollo de las relaciones con el espacio geoeconómico asiático. “En menos de 10 años, la inversión extranjera directa en América Latina desde China se ha multiplicado por más de 10”, observó el analista económico.
El alineamiento de Mercosur con la Unión Europea
Mancilla apuntó que hay gran presión por parte de los grandes grupos económicos para que Mercosur y la Unión Europea lleguen a un acuerdo. Sin embargo, los dos bloques todavía tienen muchos “intereses contrapuestos”. Además, la actual “restauración conservadora en Argentina y Brasil” puede interferir en el alineamiento de los dos espacios económicos, agregó el experto.
La fábrica de la deuda externa
“Mientras continúe la tasa de interés tan baja en los países centrales, los flujos financieros buscarán resguardo en la región gracias a su alta rentabilidad de la deuda externa. La inversión extranjera en América Latina ha caído al mismo tiempo que crecen las emisiones de bonos. La fábrica de la deuda externa está más activa que cualquier otra actividad económica”, escribió Mancilla.
El cambio en la producción regional
Mancilla señaló que el aumento en la división geográfica de la producción global afecta negativamente a las cadenas regionales. Por esa razón, los países latinoamericanos deben adaptarse a la realidad de los nuevos tiempos. Actualmente “es más importante generar un insumo intermedio demandado globalmente que procurar producir un buen final si no se cuenta con todos los insumos”, subrayó el economista.
El director de CELAG concluyó que América Latina “no camina sola” y por esta razón debe “estar muy atenta al cambio de época geoeconómico” por el cual el mundo está 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s