¡¡Que lo sepan nuestras autoridades y liderazgo revolucionario!!


Los hombres y mujeres de la patria que creemos en el luminoso porvenir socialista de Venezuela. Única y posible vía de liberación nacional. Liberación política. Liberación económica y social de nuestro querido glorioso, consciente y altamente ideologizado culto, combativo, leal y hermoso pueblo.

El domingo 30 del mes de Julio de este año de dos mil diez y siete. Respondiendo al llamado de nuestro presidente Nicolás Alejandro Maduro Moros líder del proceso revolucionario venezolano. Acudimos masivamente a votar por nuestra Constituyente.

Concurrimos masivamente a votar. Porque conscientes de nuestras ejecutorias. Entendimos y entendemos es la Constituyente. Sino el último cartucho a percutar en respuesta al teatro de operaciones de reto ofensivo vándalo terrorista y de desgaste a que nos somete la derecha nacional, el fascismo y los intereses internacionales del capital. Es la Constituyente; repetimos.¡¡El Cuasi último cartucho a percutar que tenemos dé respuesta legal; en el trajín de oponernos y defendernos del terrorismo!! Esto último que señalamos como única salida empeñados nosotros como estamos y debe ser; en el intento de mantener la paz. Evitar el anarquismo; e impedir innecesarios derramamientos de sangre.

Lo hicimos al acudir caudalosamente a votar. Porque apoyándonos en lo puntual de la  herramienta ideológica Gramsciana: -¡¡Liquidar y sepultar lo gangrenal, lo pultáceo, lo anacrónico y obsoleto del inhumano, mezquino y explotador sistema capitalista que se niega a morir!!- Pretendimos y pretendemos contribuir a despejar y desmalezar. ¡¡Los caminos que de promisorios nos acercan a lo nuevo y luminoso!! Persistiendo tozudamente en el intento de hacer posible, preciso y realizable -¡¡La aspiración de recapturar lo ético y moralmente conductual, solidario, noble y bondadoso del ser humano!! ¡¡Definitivamente dar forma y construir sin contratiempos nuestro ideario Socialista De Siglo XXI!! Todo el lirismo anterior de nuestras expresiones porque de vates, soñadores, revolucionarios, templarios tomados universalmente de la mano con el Gran Hacedor y llenos de luz; ¡¡Somos todos!!

El domingo 30 de Julio del presente año en curso de 2.017 salimos todos a votar por nuestra Constituyente. Lo hicimos. Los que estábamos sanos de locomoción. Los parcialmente impedidos de locomoción. Los que presentaban problemas de andar y de una manera u otra debían de apoyarse en bastones de soportes y también otros compatriotas que de postración total; forzados a sillas de ruedas. Heroicamente lo hicieron.

Acudieron hombres y mujeres cargados de años; y hombres y mujeres cargados de bastantes años de mi combativo, bravo y glorioso pueblo. Acudieron los de buen estado de salud; pero lo hicieron también los estoicos que observamos presentaban visibles problemas de quebrantos de salud. -¡¡Allí estuvimos combativos presentes e irreductibles!!-

El espectáculo nos estremeció el alma. Los rostros sudorosos de toda nuestra gente Juan Pueblo, expresaban un profundo e intenso sentido de pertenencia. Allí estábamos todos hecho tumultos de militancia, respondiendo al llamado de la patria y exhorto de nuestro gobierno revolucionario. Allí concurrieron las abuelas. Los abuelos. Las hijas y los hijos. Las nueras y los hijos políticos. Las nietas y los nietos. Allí nos rencontramos los vecinos y amigos que de circunstancial ausencia, no veíamos. Allí abigarrados estábamos y nos confundimos los negros. Los blancos, los trigueños. Los indiados. Los altos. Los bajos. Los fornidos, los de normal contextura. Los perfilados de nariz. Los platirrinos. -¡¡No vi un rostro tenso o en rictus de amargura!!- Se multiplicaban los recíprocos saludos y afectivos abrazos. ¡¡El alma nuestra se regocijó de inmenso orgullo y alegría al contemplar y sabernos de protagónico en tan extraordinario histórico episodio patrio!! ¡¡Nos alimentó el alma concurrir a votar por la Constituyente!! ¡¡Nos dignifico asistir!! ¡¡Nos sentimos orgullosos y gigantes en nuestra venezolanidad!! ¡¡Nos experimentamos profundamente vivo y trascendente!! ¡¡Pletórico!! ¡¡Arrogantemente heroico y combativo!!

El domingo 30 de Julio de 2.017 a las 11,30 de la noche escuchamos cual fue el resultado cuántico de nuestra asistencia y apoyo de caudal votacional a nuestra Constituyente; de la misma forma que nos enteramos de la irreversibilidad de algunos compañeros que coronaron la selección de constituyentistas con el apoyo de todos nosotros los votantes. Estamos plenamente seguros que ellos al igual de otros probos y dignos compañeros, que habrán de ser seleccionados definitivamente para desempeñarse en la Constituyente. -¡¡Sabrán leer el inmenso compromiso de responsabilidad que han contraído con nosotros Juan Pueblo todo!!-

Hoy. En la acera de enfrente. Resentida. Embriagada de odio y presta al zarpazo terrorista y homicida. Tenemos una oposición que por todos los medios a su alcance intentará arrasar al país y deslegitimizar nuestra Constituyente. Nada les importa el pueblo; y menos aún según lo que de visible podemos observar. El sector dinerario de su gente que históricamente les ha servido y les sirve de sostén plutocrático,  reaccionario y clasista. Allí están los hechos concretos del desprecio y ofensas hacia ellos –“¡¡¿¿Su Gente??!!”- Traducido en el oprobioso cerco de impedirles libre tránsito. Imposibilitar poder asistir oportuna y libremente a sus desempeños profesionales. Actividades de negocios. Y de contingencia; atender una asistencia médica y/o urgencia de inaplazable necesidad quirúrgica.

Es evidente que lo discutiblemente civilizatorio del democrático estado político moderno; con énfasis en el entramado legal del estado burgués y lo que refiere a nuestras circunstancias. Impiden que en las próximas 72 horas contiguas y/o menos; y posterior al acto de instalación de nuestra Constituyente; se aposte en la plaza Bolívar de Caracas, un tribunal popular que de urgente e inaplazable necesidad juzgue y sancione los crímenes de violencia, terribles homicidios y traición a la patria cometidos por la vándala, terrorista oposición. Pero resulta que estamos en un proceso revolucionario de sanatoria profilaxis social de rechazo y extirpación de todo lo obsoleto y anacrónico. Enfermo, reaccionario y gris. Anti histórico y desechable por agotado; del moribundo sistema de explotación capitalista en nuestro país. Entonces: ¡¿Qué deberá con carga de imperativo ejercicio hacerse?!
El pueblo venezolano esperanzado ha cifrado en la Constituyente, la panacea de resarcirse de tanta injuria y tanto dolor; y es de inteligencia por parte de nuestros constituyentistas aportar las soluciones que por drásticas deban acometerse.

De evadirse. De Conciliar. De dar marcha atrás. De huir del reclamo histórico de la radicalidad del proceso revolucionario. Del reclamo de justicia. De sanción a la felonía. Se infligirá terrible crimen y traición a la expectativa de un pueblo que empinándose por encima de sus dolores, ofensas y precariedades; ha dado aval de todo evento a la Constituyente y a los hombres y mujeres que seleccionados por nuestros votos. -“¡¡Deberán armados de pesada diestra de acero envuelta en guantes de seda!!”-, ingeniárselas para que se garantice la paz y desbrocen los caminos
¡¡Eso deben de saber nuestros constituyentistas a los cuales con nuestros votos hemos otorgado en el tribunal de la historia, poder amplio y suficiente!!

Julio César Belisario Rodríguez
República Bolivariana De Venezuela
Julio 31 de 2.017
Horas: 1.830
Julio Cesar Belisario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s