Por: Ricardo Abud

El día de ayer el pueblo revolucionario salió masivamente a votar a favor de un proceso constituyente mediante el cual podamos alcanzar la paz y blindar muchos de los logros obtenidos en todos estos años de Revolución Bolivariana.

Las imágenes fueron por demás elocuentes, la movilización de todo un país, que a pesar del miedo terror y el caos que la oposición desplego en algunos sectores de la patria para no permitir que el pueblo se expresara a través del voto no impidió las ganas tan grandes de emitir nuestra  voz de rechazo a casi cuatro meses de terrorismo que nos impuso una desmembrada y desnaturalizada oposición al país, frenar esta locura nos llevó a los venezolanos a apoyar este nuevo proceso constituyente y una vez más decirle a nuestra dirigencia que confiamos en ellos a pesar de los errores y las circunstancias que generaron el llamado a este nuevo proceso electoral, más de 21 procesos electorales en 19 años, ¿qué país en el mundo puede ser más democrático que Venezuela? Venezuela le ha dado una nueva lección al mundo.

Ahora bien el triunfo tiene algunas lecturas muy interesantes que es necesario analizar  a lo interno y externo.

Venezuela ha sido asediada por más de 4 meses este año de una manera despiadada, sin tregua alguna, tanto por factores internos como externos.

La OEA ha sido el caballo de Troya del imperialismo norteamericano para tratar de socavar las bases de nuestra revolución, seis derrotas contundentes al tratar de querer aplicar la carta democracia a nuestro país, ante los ataques desmedidos a nuestra soberanía y derecho a la autodeterminación, no le quedó otra salida a nuestro país que retirarse de esa organización.    11 Países de esas organización asumen la comparsa mediática y de desinformación en nuestra contra  Canadá, EEUU, México, Guatemala, Colombia, Perú, Brasil, Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay los cuales mantienen su hostilidad en contra de la Revolución Bolivariana, vista la ineptitud de la dirigencia opositora, los EEUU ha comenzado a tomar el papel protagónico en esta comparsa de manera abierta y ha sancionado a 13 funcionarios del gobierno venezolano y se espera sean muchos más.

Entre tanto algunos de estos países se han unido a las sanciones que ya están en curso contra Venezuela (gobiernos) y se han pronunciado en no reconocer los resultados de la constituyente, lo más probable es que comiencen a llamar a sus embajadores a consulta esta semana siguiendo el guion al mejor estilo del Teatro de lo Absurdo, por su parte los EEUU incrementara las sanciones probablemente ya no a funcionarios del gobierno, sino sanciones en el orden económico intensificando aún más el asedio, entre tanto la burguesía nacional intentara socavar las bases de bienes y servicios atentando en contra del bienestar de todos los venezolanos, lo que viene no es fácil a nuestro país.

Las sanciones por parte del gobierno norteamericano, puedes estar inscritas hacia nuestro principal generador de divisas, el Petróleo, dejar de comprarlo o pecharlo con nuevos impuestos, Venezuela se vería forzada a recortar las importaciones, lo cual profundizaría la contracción económica que experimenta el país. Por otro lado disminuir el envió de gasolina al país o en su defecto dejar de vender los componentes necesarios para el mejoramiento de la gasolina, lo cual podría dar paso al desabastecimiento de combustible. Sancionar a países que comercialicen con Venezuela en la región en la adquisición de materia prima para la elaboración de medicinas o alimentos y por ultimo buscar una salida a través de una intervención armada.

A lo interno los focos de desestabilización promovidos por la derecha terrorista tendrán que ser neutralizados por la Asamblea Nacional Constituyente, tomar medidas para que cese la impunidad y castigar a quienes han sido los promotores internos de la zozobra, el medio y el terror que le han impuesto a la gran mayoría de venezolanos.

El pueblo revolucionario ha sido paciente y ha dado muestra de civismo, tolerancia pero reclama justicia, no quiere que sigan libres los asesinos y aquellos que han asediado por meses al país, atentando contra la paz necesaria que tanto reclamamos hoy más de 8 millones de venezolanos que salimos a decir NO queremos más violencia y aquellos que se quedaron en su casa y no atendieron el llamado de la MUD a incendiar al país el día de ayer, queremos trabajar para sacar a Venezuela adelante.  

Días decisivos están por venir  para la Revolución Bolivariana y el país, las amenazas son ciertas y pueden llevarnos a una crisis inimaginable sino abrimos las puertas de convivencia, justicia y paz en las cuales todos tenemos cabida sin distingos de clases ni razón social, debemos luchar por la construcción de un país de oportunidades para todos, no permitir que grupos fascistas se apoderen de esta patria de libertadores, defender nuestra soberanía de aquellos que quieren arrebatarla y entregarla a la oligarquía nacional y transnacional, somos una nación de paz, tolerante y aguerrida.

Entender que hoy en Venezuela los ricos son más ricos,  que el aparato productivo del país en más de un  90% está en manos del sector privado, hay un desabastecimiento programado los precios en alza cada día, mucha especulación y el síndrome del bachaqueo, la escasez de productos de primera necesidad como de medicinas es deliberada, es ahí donde la Asamblea Nacional Constituyente debe fijar los mayores objetivos, un nuevo modelo de producción social, dándole mayor participación al poder popular, modificar leyes que permitan castigar la impunidad y llevar a que enfrenten la justicia a todos aquellos que han destruido el país en estos últimos 4 meses de protestas,  blindar la Misiones Sociales darles rango constitucional.  Esta Constituyente de ninguna manera suplantará a la actual y que fuera impulsada por Hugo Chávez, sino que reafirmará su vigencia incorporando aspectos sustanciales para atacar los graves problemas que hoy enfrentamos, desmontar la guerra económica, ataques a nuestra moneda fomentados desde Colombia, darle mayor protagonismo al pueblo en todos ámbitos de nuestra cotidianidad, construir las bases necesarias hacia el socialismo.

Las cartas están echadas tenemos hoy una Asamblea Nacional Constituyente, más de ocho millones de venezolanos ayer apostamos a ella, los asambleístas tendrá un inmenso trabajo en lograr  se cumplan sus nueve objetivos planteados o propuestos por el presidente,  entre otros:

  • Ganar la paz, ganar a los violentos, reafirmar los valores de la justicia y a través de la convocatoria. Construir la paz verdadera.
  • Ampliar y perfeccionar el sistema económico venezolano para dejar dibujado e instalado un nuevo sistema económico post-petrolero. “Tienen que ser explícito. Una economía productiva, mixta, integradora”.
  • Constitucionalizar todas las Misiones y Grandes Misiones creadas por el Comandante Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana.
  • La seguridad, justicia y funcionamiento del sistema de seguridad. “Todo el sistema policial, investigativo, judicial, penitenciario. Es una guerra contra la impunidad. Aplicar duras penas contra diversos delitos”.
  • Las nuevas formas de la democracia participativa, protagónica, directa, que es “justa y eficiente”.
  • La defensa de la soberanía nacional. “La integridad, el rechazo del intervencionismo y la nueva visión del mundo pluripolar y multicéntrico. La política exterior soberana”.
  • La identidad cultural. La nueva venezolanidad.
  • La garantía del futuro. “No había condiciones en el 99, no teníamos esa consciencia. Propongo que coloquemos el tema de los derechos sociales, culturales, tecnológicos de los jóvenes y agreguemos un capítulo en la Constitución para la juventud. Convoco a los estudiantes sin intermediarios”.
  • El Cambio Climático, “que nos dejó el Comandante Chávez para cuidar el ambiente y preservar el planeta”.

Por último; la dirigencia revolucionaria debe cuidar y capitalizar este nuevo voto de confianza del pueblo, el tiempo de las oportunidades se agota, tienen que hacerlo bien y entender de una buena vez por todas lo que representa el poder popular y cancelar la deuda que tiene con el mismo, cumplan para que salgamos victoriosos y unidos enfrentemos todas las amenazas que se ciernen hoy sobre nuestro país. Unidos somos la fuerza transformadora del cambio. El chavismo y la revolución son un legado que no puede perderse por tantos errores, a rectificar compañeros. La lucha sigue.

Gracias Especiales.

No dar las gracias a la oposición seria no ser agradecidos, gracias a dios que te tenemos, cuando más desunidos estamos, ustedes nos unen nuevamente con sus locuras, nos avisan por qué no deben volver asirse con el poder, no puedo más que extender mis gracias a Uds. por ser tan incoherentes, clasistas, xenófobos, despiadados, por incluir métodos de lucha jamás vistos en nuestra querida Venezuela, gracias por formar asesinos y bañarles el alma de odio, gracias por crear un estado de terror y miedo en la población, gracias por entender lo que significa una dictadura, secuestrar a toda una comunidad con sus miserables grupos de choque, gracias por hacernos entender que no les importa Venezuela ni los venezolanos, gracias por hacernos ver que le tienen poca deferencia a la vida, gracias por traicionar al país, sin ustedes este triunfo y reencuentro del chavismo no hubiese sido posible.
NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE. 

P.D. No puedo dejar de mencionar a un personaje que contribuyó en gran medida a esta victoria, gracias Almagro, te queremos en nuestra patria ven a visitarnos para que celebres junto a nosotros esta gran victoria, sería bueno invitarte para que fueras orador de orden en la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.