Electores de todos los municipios del país están convocados a participar en simulacro


AVN.- El simulacro que se realizará el 16 de julio, a dos semanas de las elecciones de 537 de los 545 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), forma parte de la organización y rigurosidad de los procesos comiciales en el país. Para su éxito, es fundamental la participación de los electores, que están convocados en todos los municipios del país a sumarse a esta jornada.
“Este domingo vamos a tener en los centros de votación de los 335 municipios del país un evento que pertenece a las actividades electorales, que lleva toda la rigurosidad y la seriedad de un proceso electoral con todos los extremos legales, constitucionales y procedimentales”, explicó este miércoles la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, en un encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en Venezuela.
Para el proceso del domingo se habilitarán aproximadamente 2.000 máquinas en todo el territorio. En los municipios capitales habrá entre 50 y 55 centros de votación completos, donde los electores pasarán por los diferentes puntos de la herradura, como se denominan las estaciones para el ejercicio del voto, para ensayar el proceso.
Para el resto de los municipios, se dispondrán sólo las máquinas para que los votantes tengan la oportunidad de experimentar cómo será la votación que, de forma novedosa, se realizará sin boletas electorales, únicamente en la pantalla de las máquinas, donde las diferentes planchas y candidatos estarán identificados por números.
Paralelamente a la realización del simulacro electoral, el CNE realizará pruebas internas sobre el proceso para garantizar el desarrollo óptimo del sistema el día 30, que contribuirá al adecuado funcionamiento de 14.515 centros electorales que recibirán a 19 millones 477.387 electores.
En las votaciones trabajarán 322.009 personas, entre técnicos electorales, miembros de mesa, operadores, trabajadores del CNE y efectivos del Plan República, que resguardarán el proceso.
Lucena también recordó que avanza el proceso de elección de los ocho constituyentes de los pueblos indígenas, que serán escogidos en tres asambleas generales previstas en Maracaibo, estado Zulia; Puerto Ayacucho, estado Amazonas, y Maturín, estado Monagas, el 1 de agosto.
Un derecho protegido
La Presidenta del CNE ratificó que impedir un proceso de votaciones es antidemocrático e inconstitucional, y afirmó que el Poder Electoral no permitirá que “ningún radicalismo violento” cercene el derecho al sufragio.
Por tal motivo, se aplicarán medidas como la ampliación del perímetro de seguridad de 100 a 500 metros, la toma de los centros de votación desde el fin de semana previo al proceso y la evaluación de aquellos espacios habilitados para el sufragio que funcionan en zonas donde se han registrado acciones de grupos vandálicos y terroristas desde abril pasado, para determinar si deben ser cerrados para la jornada y reubicar a los electores en otro centro.
El CNE, además, trabaja en coordinación con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), el Tribunal Supremo de Justicia, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público a través de la vicefiscal, Katherine Haringhton, para articular acciones que garanticen el derecho político de los venezolanos.
“Quienes pretendan arremeter contra los centros serán castigados con todo el peso de la ley. Vamos a garantizar las votaciones”, reafirmó Lucena.
La paz prevalecerá
Lucena manifestó este miércoles su confianza en que la paz prevalecerá el próximo 30 de julio. “No es el único momento complejo, difícil que hemos vivido, pero, como siempre, el pueblo ha expresado su voluntad de dirimir estas diferencias a través del voto con gran tranquilidad, con gran civismo, con gran dignidad”.
Apuntó que este proceso electoral responde a la necesidad de potenciar el ejercicio político democrático desde las bases del pueblo, en resguardo de la paz del país. “El proceso constituyente resulta tan urgente como el resguardo de la paz”, puntualizó.
Al respecto, analizó el contexto sociopolítico en medio del cual el presidente de la República, Nicolás Maduro, convocó a la Constituyente: el desarrollo de una agenda de calle que pretende crear un clima de ingobernabilidad y, con ello, justificar la intervención de Venezuela.
Frente a ello, la Constituyente “debe ser un espacio oportuno para el diálogo y herramienta para la profundización y consolidación de la democracia participativa y protagónica que está diseñada en la Constitución”, puntualizó, y recordó que ese proceso “tienen fundamento en el texto constitucional, en el diario de debates de 1999 y en el funcionamiento de las instituciones competentes del Estado venezolano”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s