El destino político de Lula depende de tres polémicos jueces


Este trío de magistrados no ha pasado desapercibido en la opinión pública debido a sus nexos y actuaciones, calificadas por algunos juristas como “ilegales”.
El “destino político” de Luiz Inácio Lula da Silva depende de un trío de jueces. El gran detalle es que uno de ellos es íntimo amigo de Sergio Moro, que condenó al exmandatario a nueve años y seis meses por corrupción y blanqueo de dinero.

Los tres ‘desembargadores’, como se llama en Brasil a los jueces de segunda instancia, son João Pedro Gebran Neto, Leandro Paulsen e Victor Luiz dos Santos Laus, que pertenecen al Tribunal Federal de la 4.ª Región (TRF-4), en Porto Alegre, Brasil, informa ‘Piauí’.
Moro lidera la investigación judicial conocida como ‘Operación Lava Jato’ y, según un documento de 2009 filtrado por Wikileaks, recibió entrenamiento en EE.UU. recoge ‘Esquerda Diario’.
Gebran Neto, nacido en Curitiba, tiene reconocida trayectoria y mantiene una estrecha amistad con Moro, con quien estudio su maestría en la Universidad Federal de Paraná, en 2000. Ha sido el juez relator de las sentencias de Lava Jato.
Los abogados defensores de Lula plantearán el tema ético sobre “cómo puede un amigo revisar la sentencia del otro“, según ‘Piauí’. Por su parte Moro restó relevancia al nexo y lo calificó de “jurídicamente irrelevante”, según medios locales.
Durante su actuación en Lava Jato, Gebran Neto fue el encargado de revisar la sentencias de Moro para emitir su voto, que, posteriormente, sería analizado por Santos Laus y Paulsen, reseña el diario argentino ‘La Nación’.
Es recordado el caso del exdiputado del Partido de los Trabajadores (PT), André Vargas, cuya condena emitida por Moro fue confirmada por este trío de magistrados. En esta oportunidad, la actuación de Paulsen fue cuestionada por expertos que la calificaron de “inconsistente“.
Para Paulsen, “solo la intención de corromper sustenta una condena”, para los abogados Y “es un acto inmoral e insuficiente“, recoge ‘Piauí’.
Laus, el otro integrante de este trío, pertenece a una reconocida familia de juristas y estuvo relacionado con la Operación Carne Débil, en la que se vieron envueltos los principales frigoríficos de Brasil acusados de adulterar sus productos.
Según el relato de un testigo, Laus se ha referido públicamente a Moro como si fuera “infalible”.
Las decisiones del TRF-4 suelen demorar unos diez meses, por lo que esto podría conllevar dificultades para cristalizar la candidatura anunciada por el propio Lula, aunque parece que va a tener una oportunidad para postularse en las elecciones de 2018.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s