1.jpg

Era una célula con ramificaciones internacionales que elaboraba y difundía “material audiovisual muy radical”.

Seis personas fueron detenidas por integración con el autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe), cuatro de ellas en Palma de Mallorca, una en Alemania y otra más en Reino Unido.
De acuerdo con el Ministerio del Interior de España, la célula tenía ramificaciones internacionales y elaboraba y difundía material audiovisual muy radical, además de organizar reuniones clandestinas semanales para determinar la voluntad de jóvenes afines a su ideario y lograr que viajaran a zonas de conflicto.
Los detenidos justificaban y enaltecían la yihad violenta apoyando públicamente acciones suicidas similares a las realizadas en Europa y actuaban bajo un compromiso férreo con Daesh.
En los últimos dos años, desde que se elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista en España en junio de 2015, las autoridades han detenido a 178 yihadistas, y a más de 220 desde principios de ese mismo año.