Guerra de portaviones: ¿Rusia, EEUU, China o la India?


La hegemonía en el mar es, en la actualidad, una de las piedras angulares de la estrategia militar de la mayoría de las potencias mundiales. La cadena rusa Zvezda ha llevado a cabo un análisis profundo de los portaviones más modernos de Rusia, China, la India y EEUU.

EEUU
El portaviones de propulsión nuclear estadounidense CVN-78 Gerald R. Ford completó exitosamente una serie de pruebas y está a punto de ser entregado a la Armada de EEUU. Asimismo, no se descarta que el buque se dirija a las costas de Corea del Norte “para mostrarle a Kim Jong-un quién es el jefe de los cielos y mares”.
Además, la operación del CVN-78 en la región Asia-Pacífico será un tipo de presentación de sus características actualizadas a los tres rivales principales de Washington en materia de construcción de portaviones: Rusia, China y La India.
El CVN-78 Gerald R. Ford reemplazó a los buques de la serie USS Nimitz. El portaviones tiene 337 metros de eslora y cuenta con más de 100.000 toneladas de desplazamiento. Está equipado con dos reactores nucleares, lo que le permite mantener una velocidad de crucero de 30 nudos —más de 60 km/h—. Su tripulación es de 4.500 personas.
Aunque el CVN-78 tiene el mismo casco que los portaviones Nimitz, sus capacidades técnicas son mucho más avanzadas que las de su predecesor. Así, dispone de un nuevo sistema de mando y control, la cabina de mando de operaciones aéreas ha sido rediseñada y tiene una pista de aterrizaje de mayor tamaño, lo que le permite aumentar el número de aviones a bordo en un 20%.
Además, el portaviones está equipado con una catapulta electromagnética EMALS (Electromagnetic Aircraft Launch System) y el sistema AAG (Advanced Arresting Gear) en la cubierta de vuelo. De esta manera, es capaz de portar 75 aviones de combate de diferentes tipos: desde los cazas polivalentes F/A-18 Super Hornet y los convertiplanos antibuque V-22 Osprey, hasta las modificaciones de desembarco del HV-22 y los cazas de quinta generación F-35C.
En el futuro se baraja incrementar las capacidades bélicas del CVN-78 al ubicar en su cubierta los vehículos aéreos de combate no tripulados Northrop Grumman X-47A Pegasus.
Washington tiene programada la construcción de tres portaviones de este tipo. Excluidos los gastos derivados de la adquisición y mantenimiento de las aeronaves, el CVN-78 le ha costado a EEUU 13.000 millones de dólares. No obstante, a juicio de los expertos, el nuevo portaviones estadounidense garantizará al Pentágono la posición dominante en las operaciones militares marítimas en todo el mundo.
China
El principal rival geopolítico de EEUU en la región Asia-Pacífico (China) tampoco se cruza de brazos. Recientemente, el gigante asiático presentó al mundo su segundo portaviones —y primero de fabricación completamente nacional—, que toma como base el proyecto soviético de los portaviones pesados 1143.6.
El buque de combate chino es muy similar al Almirante Kuznetsov ruso, que está copiado de otro portaviones ruso —Variag—, que Pekín adquirió de Ucrania en 1998. El desplazamiento del buque chino es de 60.000 toneladas, su eslora es de 304 metros y la anchura es de 75 metros. Es capaz de alcanzar velocidades de 29 nudos y puede atravesar distancias de aproximadamente 12.900 kilómetros.
Está armado con tres sistemas de artillería antiaérea Type 1130 de 30 mm, tres lanzadores de misiles antiaéreos FL-3000N y dos lanzadores de proyectiles antibuque. A presar de que su agrupación aérea todavía no ha sido formada, queda claro que será capaz de portar 24 cazas chinos J-15, además de dos helicópteros de rescate Z-9C, cuatro helicópteros de detección lejana equipados con un radar de barrido electrónico activo Z-18J y seis helicópteros antisubmarino Z-18F.
Y aunque, en comparación con las capacidades del nuevo portaviones estadounidense, el chino puede parecer poco potente, el propio hecho de su construcción implica que Pekín está a punto de resolver el problema de la creación de una flota de portaviones de pleno derecho. Esto, por su parte, se traduce en que, en un futuro próximo, el gigante asiático será capaz de representar una amenaza real para Washington.
La India
Los constructores navales indios están pisando los talones a sus colegas chinos. Así, en 2016, el país botó el portaviones 71 INS Vikrant, desarrollado en cooperación con la Oficina de Diseño rusa Nevski y la asociación de construcción naval italiana Fincatieri.
Su desplazamiento es de 37.500 toneladas, su longitud es de 262 metros y la anchura máxima de la cubierta de vuelo del 71 INS Vikrant alcanza los 60 metros. La planta de energía de la turbina de gas proporciona una velocidad de 28 nudos.
El portaviones dispone del trampolín de despegue Stobar (Short Take-Off But Arrested Recovery) y una cubierta de aterrizaje equipada con el sistema de arresto. Su agrupación aérea estará compuesta de 14 cazas polivalentes MiG-29KUB y aviones de combate ligero HAL Tejas, además de 10 helicópteros.
Según el Ejército de la India, el 50% de los equipos técnicos del INS Vikrant y el 30% de su armamento fueron creados por especialistas indios.
Este es el segundo portaviones moderno de la Armada del país. Y también, como en el caso de China, el primero de fabricación nacional. En el futuro, Nueva Delhi planea adquirir tecnologías ultramodernas para la construcción de portaviones nucleares sobre la base del proyecto ruso 23000E Shtorm.
Rusia
El portaviones ruso Almirante Kuznetsov, tras completar la operación militar en las costas de Siria, está siendo sometido a una reparación a gran escala y una modernización profunda.
Según compartió Valeri Polovinkin, asesor del director general del Centro Estatal Científico Krylovski, se planea restaurar la principal planta de propulsión del Almirante Kuznetsov, además de todos los sistemas que garantizan el desplazamiento.
Asimismo, la cubierta de vuelo y los sistemas de arrestos, que facilitan el aterrizaje de los cazas MiG-29K y Su-33, serán modernizados.
De acuerdo con Vladímir Triapíchnikov, contraalmirante y jefe de la construcción naval de la Armada de Rusia, está programado triplicar las capacidades de combate del portaviones. Así, ya ha sido creada una nueva ala aérea, compuesta por los cazas polivalentes MiG-29K, entre otras naves aéreas.
También se planea restaurar la operatividad del sistema principal del Almirante Kuznetsov —los misiles de crucero supersónicos Granit—. Es posible que sean sustituidos por los misiles más modernos, tales como los misiles de crucero Onix o Kalibr.
De esta manera, la capacidad de misiles del portaviones será de 36 misiles en lugar de 12. Además, la integración de los nuevos cazas MiG-29K y los helicópteros de combate Katran en su ala aérea aumentarán las capacidades bélicas del buque.
Ambas aeronaves están equipadas con los misiles de crucero más avanzados —X-35U antibuque y X-31 de guerra electrónica—.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s