AVN.- El vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami, denunció este lunes que sectores extremistas de la derecha pretendieron forzar un paro armado en el país, lo que originó focos fascistas en diversos puntos del territorio ante el rechazo de esta convocatoria por parte del pueblo que apuesta por la paz.
En ese sentido, denunció que estas acciones son impulsadas por la cúpula opositora venezolana, autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cuyos voceros ejecutan desde los primeros días del mes de abril un plan golpista, caracterizado por la violencia, el vandalismo, el terrorismo y el fascismo, que ha dejado un saldo de más de 50 personas fallecidas y más de 900 lesionados, así como millonarios daños a bienes públicos y privados.
«La cúpula opositora venezolana, denominada la MUD, son los responsables directos de los distintos hechos de violencia terroristas que se han suscitados durante estas últimas semanas», denunció y lamentó que Venezuela carezca de una oposición responsable, y que en cambio tenga una contrarrevolución de corte fascista.
«No tenemos una oposición. Tenemos fuerzas contrarrevolucionarias. Estamos enfrentando una oposición terrorista, contrarrevolucionaria, de corte fascista», repudió.
Paro armado
Detalló que como respuesta a la disposición del pueblo venezolano de apostar a la paz y al desarrollo del país, con el trabajo diario, los extremistas intentaron infundir el terror y, con ello, «forzar un paro armado».
Uno de los eventos terroristas fue el presentado en horas de la madrugada, específicamente a la 1:30, en las instalaciones de la operadora de servicios de transporte público TransBolívar, que presta sus servicios a más de 30.000 usuarios. En este hecho fueron incendiadas un total de 53 unidades, que comprende una pérdida de 11 millones de dólares.
«¿Se puede llamar a ésto una ‘protesta pacífica’? ¿Se puede llamar ésto ‘derecho a manifestar’?. Hay que llamarlo por lo que es una acción terrorista, delictiva, criminal de estos sectores de la MUD», denunció, al tiempo en que informó que por lo ocurrido en Bolívar fueron detenidos y puestos a las órdenes de la justicia los dos responsables: José Gregorio Ramírez y Jesús Martínez Espinoza.
Asimismo, como parte del accionar de este sector para imponer un paro armado se registró un evento en el estado Miranda, que ha sido un epicentro del plan golpista de corte terrorista, agregó el Vicepresidente.
En esta entidad, específicamente en las instalaciones de Petróleos de Venezuela La Tahona, municipio Baruta, fueron incendiados, a las 3:30 de la tarde, dos autobuses con pasajeros, así como una ambulancia que le presta también servicios a la comunidad de ese sector, hecho por el que fueron capturadas cinco personas responsables y están a la orden de la justicia venezolana.
De igual forma, en Miranda fueron asediados por más de tres horas dos Centros de Diagnóstico Integral (CDI): uno, en Carrizal, y el otro en Baruta. Este último fue prendido en fuego, afortunadamente sin daños a pacientes ni al personal médico.
16 capturados en los Altos Mirandinos
El Aissami informó que organismos de seguridad lograron la detención, durante la mañana de este lunes, de 16 personas que integraban células terroristas financiadas por algunos sectores de la derecha, para generar actos violentos y asedio en varias comunidades de los Altos Mirandinos.
Detalló que tras un operativo policial en esa región de Miranda se incautaron más de tres camiones con bombas molotov.
«Hay 16 detenidos y muchos de ellos están confesando y seguramente a partir de la confesiones y declaraciones que están haciendo, vamos a llegar a los niveles más altos de los responsables y capturar a lo que han dirigido estas acciones de carácter terroristas», dijo.
En el operativo también se allanó una fábrica en la que, a partir de barriles, se elaboraban escudos empleados confrontar los órganos de seguridad, dijo El Aissami, quien notificó que en el procedimiento se encontró un arma tipo revólver que será sometida a las experticias de rigor.
Insumos por 250 mil dólares
Añadió que en Caracas, este sábado 21, se allanó una vivienda en la que se incautó material e insumo usado por escuadras de choque, valorado en 250 mil dólares.
«Luego de una ardua investigación policial logramos dar con un base o punto de apoyo logístico a todas las actividades de violencia que se dan aquí en Caracas y Miranda».
Tras la incautación, las autoridades detuvieron a tres personas, Medino III Rojas Mijares, Estefany Andreína Salazar y Reiner Milagros Blancos Prieto.
Entre el material confiscado hay máscaras, cohetones, cascos, cordones de detonación, químicos para generar incendios, agregó Aissami.  «Ellos tres forman parte de la estructura logística o que le da apoyo logístico a los guarimberos, a los terroristas, a los criminales».

Foto: Prensa Vicepresidencia