El Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz (Mpprijp), capturó a diversas cabecillas de bandas terroristas vinculadas con el partido de extrema derecha Primero Justicia, que buscan derrocar a la Revolución Bolivariana mediante acciones violentas financiadas por grupos económicos.


Así lo informó este martes el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, al ofrecer un balance de la Operación Zamora.


Comunicó que para esta semana, los grupos violentos pretendían irrumpir la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda (conocida como La Carlota), ubicada en la Gran Caracas, para incendiar helicópteros y aviones militares, con el fin de crear una conmoción internacional.


El funcionario anunció, en ese sentido, que los cuerpos de seguridad capturaron a Nixon Alfonzo Leal Toro, uno de los principales dirigentes y coordinadores de grupos terroristas en Distrito Capital, así como en los estados Miranda, Vargas y Carabobo.  Enfatizó que este individuo articulaba mayormente con grupos armados en la zona Este de Caracas. “Pero también logró articular grupos armados en la zona oeste de la capital, fundamentalmente en Catia”, agregó.





El Aissami señaló que este ciudadano mantenía estrechos vínculos con el diputado a la Asamblea Nacional por el partido de ultraderecha Primero Justicia, Julio Borges. Al mismo tiempo, subrayó que Nixon Alfonzo acababa de terminar una condena judicial en el estado Aragua, tras participar en el plan terrorista La Salida, en 2014.


Detalló que los integrantes de estas organizaciones se reunían en el Club Los Cortijos, así como en el sótano del Edificio Caribe, en el municipio Chacao.


El vicepresidente Ejecutivo también recordó la captura de Guido Rodríguez, joven que dirigió ataques contra la sede de la Magistratura en Chacao, estado Miranda. Igualmente, hizo a alusión a la aprehensión de Francisco José Sánchez Ramírez y Francisco Alejandro Sánchez Ramírez.


“No se tratan de ‘protestas pacíficas’ ni espontáneas. Son células armadas que venían operando de manera planificada, organizada y sustento logístico, para generar la violencia terrorista que hemos vivido en Caracas y el estado Miranda. Acciones violentas que han enlutado decenas de hogares en Venezuela”, aclaró.


Finalmente, el vicepresidente Tareck El Aissami puntualizó: “Ha sido un duro golpe a uno de los grupos armados que generaba violencia en Caracas y Miranda (…) No llevan a nada estos métodos de violencia criminal y violencia armada terrorista, que tienen como propósito desconocer la Constitución”.


Texto/Luis Lovera Calanche

via Blogger http://ift.tt/2qV8EFI