Por: Ricardo Abud

Los tiempos han cambiado, el mundo hoy se está matando y su arma es la tecnología, la manipulación mediatica que los lleva inexorablemente a la intrascendencia más decadente de nuestra historia contemporánea. La batalla de la ideas y las redes sociales son hoy parte de esa guerra de cuarta generación que hoy oprime al pueblo venezolano, los años 60 dejaron de ser un motivo y referencia, no hay memoria histórica, la lectura no ocupa un lugar preponderante en la imberbe actitud de los salvadores del siglo actual, nuestros descendentes sentirán pena ajena por la estupidez que hoy vivimos si podemos ser referente histórico.

Los años 60 marcaron un referente de lucha, la conciencia motivada por concepciones ideológicas y un marco geopolítico importante en el cual la lucha por la igualdad y el bienestar social marcaron la historia política del siglo pasado, hombre y mujeres cargados de esperanzas en una lucha sin igual demostraban al mundo el camino a seguir, la hegemonía del imperialismo norteamericano no tenía legitimidad, el bloque Oriental frenaba sus tenazas hambrientas de sangre.

Venezuela en los años 60 después de derrocar al Dictador Marcos Pérez Jiménez, fue elegido presidente de Venezuela Rómulo Betancourt, en lo político el carácter clasista y su lucha por aplastar las luchas populares fue el marco de acción. Enfrento más de 5 alzamientos, pueblo y militares armados fueron aplastados, perseguidos, torturados y exiliados.

La Democracia representativa se caracterizó por una represión despiadada y muchas masacres (Carupanazo, Porteñazo, Barcelonazo, Cantaura, Yumare, El Amparo, Caracazo) las víctimas son incontables. Lo único cierto es que fueron masacrados miles de venezolanos por pensar diferente, la represión fue brutal y se aplastaba cualquier  intento de carácter insurreccional a plomo limpio, no con bombas lacrimógenas. Los Estados Unidos fueron fieles motivadores a frenar cualquier amenaza y preparaban no solo a militares venezolanos sino de todo el continente en lucha de contrainsurgencia  en sus famosas escuelas, en la cuales la más emblemática fue la de las Américas ubicada en Panamá. En Venezuela se crearon los TO (Teatros de Operaciones), infraestructura destinada a reprimir y combatir el movimiento guerrillero, tanto rural como urbano, donde murieron miles de compañeros venezolanos, no había Organizaciones de Derechos Humanos que velara por el derecho a la vida, ni ningún otro derecho que deriva de la condición humana.

La línea de lucha hoy está marcada por una profunda esquizofrenia, se han deformado mentes y almas, el analfabetismo político, ignorancia la amnesia histórica, social y política  se manifiestan a través de las redes sociales; la televisión, lejos de educar e instruir contribuye a profanar la verdad, en el entendido que la educación es meramente una actitud mental  y la instrucción como cumulo de enseñanzas-aprendizaje , es ahí donde la manipulación mediática juega un papel importante ya que contribuye a la deformación educativa e instrucción.

La manipulación mediática tiene como fin acabar con el pensamiento crítico, hacerte esclavo de las influencias de esa dirigencia opositora con el único fin de hacerse del Poder para saciar sus intereses personales y de su grupo de afectos más cercanos.

Goebbels, Jefe de la Propaganda Nazi, decía:

“la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto, sin dudas ni fisuras”. O lo que para él se traducía en “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

La mentira es fusionada a través de las emociones, creando aversivas condiciones externas (como una crisis económica o creando caos, crímenes y violencia) en nuestro país, así como una interpretación de tu propia realidad que es inducida producto de esas emociones. Repetir por ejemplo millones de veces “en Venezuela hay dictadura”, el receptor se convierte de manera irreflexiva en un detonante y asume con propiedad que hay dictadura en Venezuela y deben luchar por la libertad, obviando, omitiendo e ignorando lo que en realidad “es” y lo que “implica” una Dictadura.

Otro tanto pasa con aquello que denominan “Marchas Pacíficas”, todas han terminado en caos, pero “por repetición” a pesar de la violencia que generan siguen llamando marchas pacíficas.  Uno de los factores que más influye en la manipulación mediática es el factor económico, la estructura social e incluso la capacidad del pensamiento crítico es ahí donde los laboratorios de guerra sucia han programado el ataque y diseñado sus planes desestabilizadores, presupuestos económicos muy altos para financiar el terror son los matices que cubren la “Crisis”.

Las redes sociales son el arma para difundir e influir mediáticamente, sus seguidores están expuestos a un bombardeo sistemático de Información Falsa y Manipulada, que, producto de la repetición, se transforma en verdad absoluta, Facebook, Instagram, Perisocpe y Twitter  facilitan este trabajo ya que sus seguidores necesitan día a día alimentarse de la información que desde esos laboratorios diseñan, el hambre de información es inimaginable, información donde los falsos positivos y la mentira es exacta, la verdad aunque la tienen ante sus ojos es una mentira, solo la verdad que le muestran los diseños estructurales de esos laboratorios puede saciar esa hambre de información, información que se vuelve un dogma y se propaga de inmediato gracias a la tecnología.

El bombardeo informativo, tiene como resultado disminuir la visión moral y uso de la razón del problema, convirtiendo al receptor en un zombi desinformado y dispuesto a todo, con una carga de odio social muy grande y una sobredosis despectiva hacia sus contrarios.  Las Elites Opositoras, mientras más quieran ocultar la verdad, mayor será la distorsión de los hechos lo que hará más sensacionalista, el discurso y el accionar como borregos de sus seguidores, capas medias de la sociedad que no perdona lo inclusivo de la Revolución Bolivariana.

Las campañas de miedo son parte de ese proceso para distorsionar la verdad, lo que contribuye a focalizar el caos, es por ello que este mes de abril, las protestas opositoras como en el pasado, tiene un lugar de origen, en los sectores medios de la población venezolana. Los deprimen y asustan con el discurso y las redes sociales terminan de hacer el trabajo sucio, este razonamiento subyace a que mucha gente acepte la mentira como la verdad liberadora. Un ejemplo clásico de manipulación mediática es negar que a Revolución Bolivariana ha reducido los niveles de pobreza en el país, falta mucho por hacer, pero Los dirigentes de la  oposición al no reconocer esos logros, alimentan a sus seguidores indilgando a la Revolución la pobreza del país, caso similar la situación actual del país con la guerra económica despiadada con la cual nos han atacado de manera vil e infame; negar su existencia es promover el fracaso del gobierno, dogmatizan lo que sucede y terminan comprometiendo nuestro sistemas de creencias y valores que promueve la Revolución Bolivariana.

El lingüista, Noam Chomsky, elaboró la lista de las “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios:

La estrategia de la distracción

Crear problemas y después ofrecer soluciones

La estrategia de la gradualidad

La estrategia de diferir

Dirigirse al público como criaturas de poca edad

Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión

Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad

Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad

Reforzar la autoculpabilidad

Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen

Fuente: https://www.revistacomunicar.com/pdf/noam-chomsky-la-manipulacion.pdf

A lo externo, los que reflejan los medios internacionales de desinformación es vulgar e inaceptable,  todo, con el único propósito de justificar una intervención en nuestro país. Han generado matrices de opinión sin ningún tipo de prueba, donde aseguran y responsabilizan al gobierno como culpable de los compañeros venezolanos caídos durante la propagación del terrorismo por sectores adversos a la Revolución Bolivariana. Se victimizan en sus llamadas protestas pacíficas y señalan al gobierno como represivo, nada más alejado de la realidad. Los medios nacionales e internacionales así como las redes sociales manipulan la información y criminalizan al gobierno de armas a la población civil, cuando el Presidente anunció que armaría a 500 mil milicianos, la milicia es un componente militar histórico de las Fuerzas Armadas Venezolanas, es algo normal, no son civiles, según la legislación del país.

Los adversarios del proceso Bolivariano, solo pretender crear falsos positivos mediáticos asesorados por su creador el narcotraficante de Uribe,  con el único propósito de alimentar la idea una posible intervención extranjera a nuestro país, objetivo que podrían lograr, si los enemigos de la Revolución Bolivariana siguen usando bandas criminales y paramilitares para propiciar la confrontación civil.

Abril, ha marcado un mes de  arremetida por parte de la oposición venezolana, en la cual, el terrorismo como método de lucha ha ocupado un papel preponderante, las pérdidas se consideran mil millonarias y los responsables intelectuales de esos actos se encuentran en libertad, solo aquellos que guiados por el odio y otros tantos por el usufructo económico  (Guerra de Cuarta Generación) han sido detenidos y tendrán que comparecer ante los tribunales de justicia  y pagar por sus acciones.

La dirigencia opositora no quiere entender que los sectores o capas medias de la sociedad los cuales han sido atacados de manera despiadada, manipulados y arrastrados al odio, no son mayoría de los venezolanos, representan un sector importante de la sociedad es incuestionable, pero el terrorismo, como arma que están propagando no es la herramienta útil para derrocar al gobierno, hay mayorías en los sectores desplazados de la sociedad; hoy, muchos incluidos al desarrollo del país gracias a las políticas adelantadas por la Revolución Bolivariana, en sectores se cuentan con afectos y aquellos que no están de acuerdo con el gobierno que representa el camarada Nicolás Maduro, pero entienden que solo bajo un gobierno de corte socialista podrán alcanzar la mayor suma de felicidad, no creen en una dirigencia clasista, con una carga de odio incontrolable y excluyente que representa la oposición venezolana, sin mencionar la descalificación constante de sus seguidores (oposición) hacia ese sector de la población que viven en nuestras barriadas.

Las protestas seguirán ante el  desespero de la dirigencia opositora y el odio que han sembrado en sus seguidores, quieren que la económica no se levante ni mejores las condiciones del país, eso podría atentar contra sus planes desestabilizadores, han sembrado la idea de un llamado a elecciones generales, algo no previsto por el Poder Constituyente Originario en el Texto Constitucional, quieren que se excarcelen a todos políticos presos que ya han sido enjuiciados por las leyes venezolanas. Nunca han reconocido en estos 18 años las derrotas que han sufrido (18 en total) en el campo electoral, han apelado a los organismos internacionales para que violen nuestra soberanía y nuestro legítimo derecho a la autodeterminación, han sometido al pueblo de Venezuela a una brutal guerra económica como método de lucha y la revolución sigue aplastándolos victoria tras victoria, mas allá de las carencias.

El 19 de abril salió un pueblo dispuesto a defender sus logros y el derecho a vivir en paz, el mundo fue testigo de una concentración de inimaginable magnitud,  bajo las condiciones de precariedad en las cuales nos han sumido los sectores productivos de la derecha que se han sumado al Golpe de Estado, el Pueblo Chavista mostro de qué lado están las grandes mayorías del país.

La lucha será intrascendente para la oposición ya que no son guiados bajo las banderas de las ideas, no hay conciencia política, la manipulación es el norte de sus protestas.

NO HAY NADA MÁS EXCLUYENTE QUE SER POBRE.