Los empleados de la compañía lechera Sancor debieron aceptar cobrar un 15 por ciento menos de su salario para evitar ser despedidos y amenazaron con iniciar protestas.

1.jpg
Los trabajadores argentinos de la empresa láctea Sancor debieron aceptaron una disminución del 15 por ciento del sueldo por seis meses para no perder sus puestos de trabajo. Esta medida se acordó luego que la compañía confirmara que atraviesa una crisis económica.

 

El trato entre la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra) y los representantes de la empresa, se mantendrá por seis meses con el compromiso de no despedir empleados en ese lapso de tiempo.
Asimismo, establecieron en la reunión la suspensión por seis meses del pago del “aporte patronal mensual permanente”, un bono de más de 3.000 dólares por empleado que las industrias lecheras pagaban al gremio.
Por otro lado, la empresa se comprometió a abonar los salarios en tiempo y forma, algo que no sucede desde hace seis meses.
Tras el acuerdo se advirtió a las autoridades sobre la posibilidad de una huelga en caso de que no se cumpla con lo pautado. La dirección y administración del sindicato amenazó con provocar una huelga de alcance nacional en la industria, lo que se sumaría a otros sectores de la economía argentina.

via Blogger http://ift.tt/2ouYBn8