Berlín, 16 feb (PL) La canciller federal de Alemania, Ángela Merkel, criticó hoy ante el parlamento el espionaje de la Agencia estadounidense de Seguridad Nacional (NSA)a su país, donde fue infiltrado hasta su teléfono celular.

 

Al respecto, Merkel recalcó que fue un gesto inaceptable ‘entre amigos’ y sugirió que Washington no permitió concertar un acuerdo para no espiarse mutuamente.

La jefa del Gobierno declaró ante una comisión parlamentaria que investiga el espionaje masivo de Estado Unidos en Alemania, revelado en 2013 por el exanalista de la NSA Edward Snowden.

Antes de ser interrogada por los diputados, Merkel destacó la importancia de salvaguardar la esfera privada, pero al mismo tiempo de proteger a la ciudadanía de la amenaza terrorista.

‘Al final siempre se trata de encontrar el equilibrio entre libertad y seguridad’, afirmó.

La canciller federal se vio implicada en el escándalo tras revelarse que la Agencia norteamericana interceptó su teléfono móvil y monitoreó tanto sus llamadas como los mensajes de texto enviados y recibidos.

El incidente provocó un altercado diplomático entre Berlín y Washington y tensó por un tiempo las relaciones.

Como parte de la investigación, iniciada a raíz de las revelaciones, ya se entrevistaron a varios miembros del gobierno germano.

El reporte y sus conclusiones se conocerán al concluir el período legislativo en junio de este año, según informaron hoy.

mgt/lla