El tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá fue aprobado con una amplia mayoría de 408 votos a favor, 254 en contra y 33 abstenciones.

 
El pleno del Parlamento Europeo aprobó este miércoles el Acuerdo Integral sobre Economía y Comercio (CETA, por sus siglas en inglés), un tratado de libre comercio e inversiones entre la Unión Europea (UE) y Canadá, que se concreta tras la victoria del presidente de los Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump.
La aprobación del acuerdo se realizó con 408 votos a favor y unos 254 en contra, así como 33 abstenciones.

Por otra parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean Claude Juncker, celebró el respaldo de la Eurocámara al TLC y calificó la votación de “importante hito democrático”.
“Este acuerdo comercial ha sido objeto de un escrutinio parlamentario profundo que refleja el creciente interés de los ciudadanos por la política comercial”, apuntó Juncker a través de un comunicado.
Este jueves se espera la intervención del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ante el pleno europeo en la ciudad de Estrasburgo, Francia.
Protestas ante el acuerdo CETA
Durante el proceso de votación del CETA en el Parlamento regional europeo, activistas expresaban en las afueras del pleno su rechazo al acuerdo intercontinental entre ambas partes.
“Stop CETA”, y “las personas y el planeta no somos mercancías”, eran algunas de las consignas que expresaban cientos de personas en la entrada del Parlamento.

Los manifestantes intentaban impedir la entrada de los coches oficiales de los europarlamentarios a la sede.
La oposición al acuerdo CETA también se refleja en las esferas políticas. En prácticamente todos los países europeos se han registrado manifestaciones, algunas de relevante magnitud.
Las críticas se centran en un sistema de arbitraje entre Estados y multinacionales que inicialmente se había concebido como una institución privada.
Por: teleSUR – rg – SB