Para el ministro del Poder Popular para las Industrias Básicas, Estratégicas y Socialistas, Juan Arias, la clase obrera del país debe lograr una nueva economía de producción nacionalista que sustituya la renta petrolera.
“Necesitamos apostarle a lo venezolano y desarrollar nuestras fuerzas productivas (…) y eso hay que hacerlo, es una necesidad (…) Eso nos va a permitir tener una economía más competitiva”, dijo durante su participación en el programa Bosa con Valdez, transmitido por Venezolana de Televisión.
A juicio del funcionario, en este proceso es importante la participación de los empresarios nacionalistas y del sector industrial, pues son los que realmente aportan y desarrollan procesos transformadores de la nación, al trabajar con materia prima nacional.
En ese sentido, el ministro Arias destacó que “hay un conjunto de empresarios que merecen ser apoyados”.
Aseguró que el Gobierno nacional ha asumido la ofensiva económica de la mano con las trabajadoras y los trabajadores patriotas: “Esta es la situación idónea para cambiar el modelo (rentista petrolero) y hay que generar una economía socialista, venezolana, donde nos entrelacemos todas las industrias, tanto públicas como privadas para golpear al capital importador”.
Afirmó que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro cuenta con una clase obrera que no es la misma de hace 10 años y los trabajadores están conscientes que solo aumentando la producción y siendo más eficientes pueden ser más reivindicados.

COMBATE A LAS MAFIAS SINDICALES

Por otra parte, Arias se refirió al combate a las mafias y vicios de las empresas: “Estamos combatiendo las mafias empresariales y sindicales y de todo tipo, para generar mecanismos más transparentes” en cuanto a la contratación de personal.
“Nuestro trabajo es aumentar la producción y la eficiencia desde las empresas para que éstas no quiebren y podamos satisfacer las necesidades del pueblo venezolano”, sostuvo.

OBJETIVOS BIEN TRAZADOS

Arias consideró que la clase obrera y el empresariado nacional “no debe perder el enfoque en lo estratégico” ni los objetivos principales por aumentar la producción nacional.
Tras destacar el repunte en la economía nacional, indicó que ahora “tenemos que ir a una deflación” y bajar el ritmo inflacionario provocado por el dolar ilegal y la guerra económica, “todavía hay ajustes que hacer”.
“Debemos por lo menos cubrir los costos de producción” para fijar los precios de cuerdo a la inflación y garantizarle al pueblo la oferta de productos, ya que “cuando hay oferta los precios están condenados a bajar”,puntualizó.
Texto/CO
Foto/Archivo