Buenos Aires, 13 sep (PL) Miles de familias nucleadas en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) realizarán el miércoles en Plaza de Mayo el llamado »Verdurazo», singular protesta contra las precarias condiciones de trabajo, vida e ingresos que hoy afrontan.

 

Al igual que cuando pequeños productores de la Patagonia llevaron a cabo el mes pasado el ‘Frutazo’, que repletó de gente a la histórica plaza, los miembros de la UTT repartirán gratis 20 mil kilos de verduras y hortalizas a quienes acudan al céntrico lugar frente a la Casa Rosada.

Además, aprovecharán la manifestación para presentar un proyecto de ley por el acceso a tierras de los pequeños productores para el cual solicitan apoyo de los legisladores.

La iniciativa solicita crear un fondo fiduciario para el otorgamiento de créditos que posibilite la compra de tierra.

Las consignas de la UTT son cuatro: El ‘avance de la ley para el acceso a la tierra’, la ‘suspensión de los desalojos de campesinos de sus tierras’ y la ‘inmediata reglamentación y asignación de presupuesto para la Ley de Agricultura Familiar’.

La cuarta es ‘apoyo para el fortalecimiento de la producción y la comercialización de los pequeños productores y las economías regionales’.

‘Somos familias trabajadoras de la tierra que producimos los alimentos que el pueblo consume diariamente, pero a pesar de la dignidad de nuestro trabajo, las condiciones en las que vivimos, producimos y comercializamos son muy precarias’, sostiene un comunicado de la UTT.

Esa organización es una de las que integran la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) que viene realizando diversas protestas contra las políticas económicas y sociales del gobierno del presidente Mauricio Macri.

‘Por un lado, una gran mayoría de los pequeños productores no somos dueños de la tierra en la que vivimos y producimos, siendo esclavos de alquileres desregulados y de incertidumbre constante’, se quejan los miembros de la UTT.

El ‘Verdurazo’, de acuerdo con el comunicado, se realizará para ‘poner de manifiesto el problema que atraviesan’.

Recalcan que son ‘esclavos de un modelo de producción basado en agroinsumos a precio dólar, y un sistema de comercialización con una diferencia promedio del 400 por ciento entre lo que recibe el trabajador en su quinta o chacra y lo que paga el vecino en el barrio’.

En el ‘Frutazo’, miles de kilos de frutas que se agotaron en menos de dos horas. Ante la gran cantidad de vecinos que viajaron desde distintos puntos de la Capital Federal y el Conurbano bonaerense los productores optaron por regalar al menos un par de manzanas y una pera por persona para que tocara a más.

arc/mh