Nueva Delhi, 11 sep (PL) El ejército indio patrulla hoy varias zonas de Jammu y Cachemira como parte de los esfuerzos del gobierno por estabilizar la situación en el norteño estado tras 64 días de huelga decretada por los dirigentes separatistas.

 

Las Fuerzas Armadas anunciaron el despliegue de soldados en los distritos Pulwama, Shopian, Kulgam y Anantnag, ubicados en el valle de Cachemira, epicentro de los disturbios.

Según la agencia de noticias IANS, los uniformados tienen órdenes de actuar solo en defensa propia y centrarse en el combate a los grupos armados presentes en el territorio.

La decisión coincide con una visita de dos días que realiza a la zona el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Dalbir Singh, con el objetivo de evaluar la situación de seguridad.

Este viernes las autoridades reimpusieron el toque de queda en varias áreas de la región ante el nuevo ciclo de violencia, días después de relajar las medidas restrictivas.

Esta ola de disturbios comenzó el 9 de julio, tras la huelga decretada por los líderes separatistas en protesta por la muerte de un comandante de Hizbul Mujahideen, una formación armada considerada terrorista por Nueva Delhi.

Desde entonces 76 personas perdieron la vida y más de 10 mil resultaron heridas en la zona, donde fueron incendiados, negocios, comisarías, autos y oficinas gubernamentales.

La víspera, durante un acto celebrado en Pajani, en el occidental estado de Goa, el ministro del Interior, Rajnath Singh, consideró que mejoró la situación en el valle de Cachemira, y pronosticó que estará controlada completamente en los próximos días.

El presidente de la Federación de Comercio y Manufacturas de Cachemira, Mohd Yasin Khan, estimó que la huelga y el toque de queda instaurado como respuesta por las autoridades causa pérdidas de unos 20 millones de dólares diarios.

lam/Rob